Páginas vistas en total

domingo, 7 de febrero de 2016

La gala de los Goya

Anoche asistimos a la trigésima gala de los Goya. Más vayamos por partes que decía Jack el Destripador. 
Algunos de los premios estaban casi cantados aunque, conste, no he visto ninguna de las películas nominadas, por ejemplo el de Ricardo Darín, que casi casi se le debía, como ya empieza a debérsele a Inma Cuesta. Que la actriz que interpretara la Madre de La Novia -léase "Bodas de Sangre"- tenía el mejor papel de todo el cine español del año es evidente, y sin restar métitos  a Luisa Gavasa sólo es posible una gran interpretación es un buen texto, estoy deseando verla. El Goya a Javier Cámara es siempre justo y más cuando se le negó con su mejor e incomparable interpretación del Benigno de "Hable con ella". 
El resto de los premios no puedo juzgarlos pues ya digo que no he visto ningua de las nominadas, pero que Irene Escolar con el teatro que lleva en las venas haga una gran interpretación no puede sorprenderme, que "Palmeras en la nieve" reuniera tantas nominaciones tampoco, aunque sólo sea por la audacia de afrontar tema tan huidizo y casi desconocido como la colonización española, tampoco. Que Daniel Guzmán obtuviera el premio a mejor director novel para mí es más que coherente viendo su trayectoria. 
Ahora vamos al cotilleo: Rovira estuvo bien, pero creo que le faltó su chispa habitual, ver a Silvia Abascal para mí fue la alegría de la noche -como siempre que la veo saliendo de su bache-, Penélope, magnífica, Oscar Jaenada dando el cante como siempre, igual que los calcetines de Rovira en el número de magia, mucha "pienna" y poco escote. Por ciero ¿que c.... se ha hecho Belén Rueda en la cabeza?, La Binochet maravillosa como siempre -en ella como en la Deneuve es como si toda la historia de Europa hubiera refinado sus herramientas para crear belleza y dieran una belleza amasadaa por los siglos, serena e incontestable y, casi, imperecedera-. Mucha lágrima que ya ha mandado a hacer puñetas aquello de que los hombres no lloran. 
Ahora a mala uva: vale sr. Iglesias, papanatas, a los Goya con esmoquin y a la Zarzuela en mangas de camisa. Pues lamento decirle que esos gestos no le hacen a usted más de izquierdas, sino más estúpido. La primera norma de la coherencia en la imagen es la de vestirse del modo adecuado a cada ocasión. Otros a esto lo llaman elegancia, yo lo llamo respeto y al igual que no me presentaría en un entierro con mi corbata arcoiris tampoco me presentaría en un cotillón con pantuflas. Si con esa imagen quiere dar armas a los peperos de toda la vida, lo esta consiguiendo. Elogios varios al saber estar del ministro de Cultura, y sorpresa al ver a Sánchez sin corbata, no da una el pobre. Genial el gag del cuarto con cuatro sillas y un plasma para que hablen los cinco. 
Lo peor: la manera de cortar las intervenciones de los premiados que si en algún caso es cierto que se exceden en otros como el del ganador del largo documental, merecen el respeto por lo que estaba diciendo. 
Obviamente me sobró Vargas Llosa, la verdad es que siempre me sobra.
Algo más antes de acabar: hacía años, como cincuenta, que no oía la palabra "Polio" en los medios, ayer la oí al hablar de "Un día perfecto", no estaría mal aprovechar el tirón para resucitar el tema de la extensión de la enfermedad gracias a las guerras y a las políticas pseudo religiosas que ven mal la vacunación. 
En conjunto un siete, no es que esté mal pero no ha alcanzado a otras ediciones.

sábado, 6 de febrero de 2016

Febrero

Febrero es sin duda el mes con peor prensa del año, sin embargo, es uno de los momento de festividades ancestrales que no se limitan sólo al carnaval sino que se extienden a otras muchas a veces disimuladas bajo la excusa carnavalesca. Lo cierto es que la Candelaria, San Blas y demás márcan un cambio en la luz del invierno -incluso en el de este año casi sin invierno-, los almendros deberían empezar a florecer aunque este año se han adelantado en algunos sitios. En fin, que febrero, de algún modo es un nuevo principio, quizás de ahí venga la celebración del año nuevo chino más pendiende de la naturaleza que los romanos que trazaron nuestro calendario. Bueno, con esto no estoy diciendo nada, pero es que por fin me he quitado de encima la p... operación que tenía pendiente y me hace sentieme como ante un nuevo principio personal.
Pero hablando de todo un poco este febrerillo si no estuviera ya loco de serie acabaría por estarlo si prestara atención a este juego de nuestros "líderes", del "aquí se hace lo que yo digo por que la tengo más larga y partiendo de ahí negociamos". Algo muy parecido al sectarismo, sobre todo en Podemos con muchas de cuyas ideas comulgo pero nunca con el modo de afrontar las formas de ponerlas en marcha. No es un fallo ideológico sino de directiva. Claro que viniendo del esa especie de estercolero fino que es la élite universitaria -eh, que hablo desde haber estado en él, que conste- no se podía esperar otra cosa que no fiera algo parecido. Lo malo es que pueden acabar llevando a este país o lo que quiera que seamos a una radicalización bipartidista en al que en lugar del PSOE/PP tengamos un PODEMOS/RAMA DURA PP que a ninguna parte buena nos llevaría. Espero sinceramente que Podemos se desinfle un poco, pues están demostrando que al menos sus líderes teniendo razón no saben salir adelante sin perderla. Podria ponerles más verdes pero no tengo ganas. Sobre todo por que quiero decir que me parece mucho más nauseabunda la actitud del PP, no ya por los nuevos casos de corrupción que todos imaginabamos por lo menos, sino por la tergiversación de las reglas del juego que hacen a su favor. Es simplemente una infamia propia de quienes son.

sábado, 30 de enero de 2016

Edificio España

Está dando que hablar el uso o la reforma que quieren hacer los chinos del Edificio España en la Plaza del mismo nombre. No estoy en contra de que reformen lo que quieran pero me parece que no son quienes (ni ellos ni nadie por el hecho de comprar) para tocar el exterior de un edificio que ha sido emblemático de la ciudad desde los años cincuenta, incluso en un episodio de Tom y Jerry al desarrollarse en Madrid es este el fondo que eligen para representarlo. Que al final unos y otros hagan lo que les salga de las narices no quita, de momento, que yo pueda expresar mi opinión sobre este asunto y otro paralelo que es la reforma de la Plaza de España.
Para empezar la Plaza de España es uno de los rincones menos acogedores de la ciudad. abierta directamente a los vientos serranos por la calle Princesa, Ferraz, creo, y la Cuesta de San Vicente, e igualmente desangelada y desabrida es su "decoración". Desde luego hay algo que mientras se mantenga como está mal arreglo tiene la Plaza y ese algo es el monumentazo al Quijote o a Cervantes, no lo tengo muy claro. Lo vemos en primer término en la imagen. Un trasto gigantesco y completamente fálico al que sobran los metros, que no son pocos entre el final de las pilastras de las esquinas y el friso que inicia el motivo del remate, muy bien pensado y bello en un amplio sentido por otra parte. Entre la "parte fálica" del monumento y la absurda fuente que hay detrás se cargan cualquier posible solución estética.
El Edificio España fue un logro para una ciudad todavía recuperándose de los bombardeos de la guerra, y si carece de la grandeza de los rascacielos americanos y del afán decorativo de décadas anteriores su aspecto de construcción infantil en diversas alturas le hace más que caraácterístico. Por decirlo de alguna manera: no es el problema de la plaza ese edificio que actúa casi como telón de fondo. No he comprendido nunca como se permitió que cuatro edificios de la plaza -en pleno corazón de la ciudad y todos relativamente "modernos", para quienes no conozcais la ciudad- se dejaran caer en el abandono y al menos dos de ellos directamente en la ruina más absoluta. Supongo que serán cosas del capitalismo salvaje imperante pero aun así creo que esta ciudad no puede permitírselo. No puede por que Madrid es ciudad de rincones, no de conjuntos, ni tenemos un barrio Gótico ni un barrio de Santa Cruz, pongo por caso. A Madrid no se le encuentra, hay que buscarlo y dejarse embriagar por él. Sin embargo, el conjunto que podría ser y no es de Palacio y Plaza de España con un buen montón de elementos preciosos en sus cercanías como el Museo Cerralbo, la Iglesia de San Marcos, o el templo de Debod, y algunos más que no me vienen a la cabeza sí podría ser un elemento más "vistoso" de la ciudad.
Dado que nadie se está planteando capar el monumento, creo que la plaza tiene mal arreglo. Básicamente creo que lo mejor que podría hacerse es adecentarla, poner aceras nuevas, cuidar más los jardines que poseen unos árboles más que valiosos, ver que se hace con el suelo de tierra que me parece casi indecente y eliminar la fuente poniendo en su lugar un mirador a la Plaza sobre una fuente de un caño, alargada o un banco corrido de piedra. Tampoco vendría mal "iluminar", de algun modo, por ejemplo adecentando fachadas las salidas que flanquean el Edificio España asi como poner en valor la pléyade de edificios y monumentos que rodean la plaza a menos de diez minutos caminando despacio, entre ellos el Palacio de Liria, el añejo instituto Cardenal Cisneros, o el museo de la ilustración así como el complejo cultural Conde Duque, quizás algo más alejado. Poco arreglo más tiene, así que no queda más que esperar a que, como siempre que el ayuntamoento toca algo, lo estropee más.
Por cierto, si los chinos no aceptan no tocar la fachada hay dos opciones que se larguen o que el ayuntamiento se baje los pantalones una vez más. Veremos.

jueves, 21 de enero de 2016

El cine

Teniendo en cuenta la enttada de ayer ya habréis comprendido que para mí el cine tiene una importancia enorme. Es evidente y ya se ha escrito mucho sobre la importancia subjetiva o lírica del cine, Terenci Moix dejó páginas magníficas sobre este tema y no ha sido el único, pero yo soy historiador y mi visión por tanto, además de la personal que hoy no viene al caso, tiene un marco añadido. 
La Historia es la suma de diversos aspectos de la actividad humana: política, economía, religión, lucha de clases, pensamiento, técnicas de todo -desde el buril a la devanadora automática-. Normalmente se nos hace entender la historia como una sucesión de fechas, batallas y tratados, nada más lejos de la realidad. Hasta el detalle más insignificante cambia la historia, una amante, un tornillo que se coloca en otro sitio, un año en que la cosecha de patatas fue un desastre o que un personaje pase o no por un lugar (Sissi fue asesinada por que el ohjetivo del asesino no llegó, así que a alguien tenía que matar). Todo ello suma hsata formar un tronco gigantesco. De los frutos de ese tronco hay uno que los expresa todos si se toma en serio: el arte. Una buena obra de arte -no el Ecce Homo de infausto recuerdo- si se analiza adecuadamente nos va a dar las claves de economia, religión, costumbres, climatología -seguid la escultura romana desde sus inicios a la caida del imperio y veréis como estaba cambiando el clima en un enfriamiento que debió durar toda la edad media, más ropa, mas tupida, de más abrigo- pensamiento, herejias, valores etc. Ahora bien, si esto es así en las artes extáticas como la pintura o la arquitectura, la llegada del cine sumó, sólo con su invención, el movimiento. Sobre eso añadió que suma en sí mismo todas las artes -las buenas películas, claro-.y añade alguna más como la fotografía o la interpretación en plano corto. Hasta entonces el actor en el teatro siempre formaba parte de un todo mayor que es el escenario, a eso se añade el plano medio y el primer plano que es mpensable en teatro. Sin embargo y sobre todo, hay dos cualidades que hacen del cine un fenómeno de especial relieve: su inmediatez que le permite reflejar una sociedad o sus anhelos en el momento justo en que los tiene, y su difusión con lo que lleva de capacidad de influir en esa misma sociedad y frecuentemente a nivel global. 
Con los dedos de una mano se pueden contar las obras dignas que se producen hoy día, y seguramente sobrarían dedos que cumplan todo esto. Naturalmente la potencia del cine yanki no permite ver algunas joyas, aunque sea bisutería, de otras cinematografías. El cine español, hoy, resulta mucho más interesante que el noventa y nueve coma nueve que el cine yanki y me atrevería a decir que lo mismo ocurre en otros paises. La obra cinematográfica bien hecha permite extraer infinidad de lecturas y conclusiones, igual que una buena pintura. Por eso es tan importante para mí el cine.

miércoles, 20 de enero de 2016

Goya de honor.

Mariano Ozores Goya de honor de este año. Mira que es dificil que haya algo más vergonzoso que la política o las revistas del corazón pero, como no podía ser menos, lo hemos conseguido.
Las películas de este hombre junto con el Landismo y Paco Martínez Soria rebajan la categoría de nuestro cine en muchos puntos. Vulgar, previsible, a veces con destapes tan estúpidos que resultan obscenos sin enseñar casi nada, un cine lamentable que, repito, resta de la cinematografía en lugar de sumar a ella. No digo nada como actor, tenía su papel y lo defendía como se esperaba, pero como director no. Siento que este premio vaya a parar a ese tipo de cine. De verdad que lo siento.

lunes, 11 de enero de 2016

Cabalgatas de Reyes (más o menos)

 Ya sabés todos que la noche de Reyes es mi favorita, es como si se dejara entrar la magia en nuestras vidas aunque luego no entre. Sin embargo, lo de este año ha sido demasiado incluso para mí. no tanto por las propias cabalgatas como por su repercusión mediática, o mejor sería decir, "manipulación política". Empecemos por Madrid que para eso es mi tierra, coño, veamos: no hay animales por que se stresan, de acuerdo, pues que eliminen a todos los concejales de todos los partidos de todos los ayuntamientos por que nos estresan una barbariá. Una cabalgata sin dromedarios, sin mis adorados borricos -mis belenes suelen llevar más borricos que pastores- y sobre todo sin las ocas tan majas ellas. Exijo que en cualquier tipo de desfile se aplique lo mismo a todos, desde los caballos de la poli municipal a la cabra de la legión, ¿o es que ellos no tienen derechos? Bueno dejemonos de animaladas, que para eso ya están los líderes políticos y los mediáticos, y pasemos a la sección moda: El Rey melchor lució una tunica suelta color azul con símbolos astrológicos plateados, siguiendo la línea Disney marcada en Merlín el Encantador, sólo que con corona, teniendo en cuenta que los evangelios hablan sólo de Magos, y la sutil pero apreciable influencia de Gandalf, el modelo entraría dentro de ciertos cánones admisibles para los bien pensantes o al menos debería ser así, por supuesto los biempensantes sielem pensar poco y mal. 
Baltasar lució un atuendo absolutamente étnico africano para mí impecable desde cualquier punto de vista, puesto que aunque los Evangelios hablan de magos de oriente la tradición cristiana al menos desde el XVI incluye un mago de raza negra, lo que equivale a Africa, evidentemente. Se ha criticado con esa saña feroz y sangrienta propia de quienes son, que entonara una canción africana. No sé pero casi me parece más adecuado que los coros gallardonescos con clásicos villancicos alemanes, que serán muy buenos musicalmente pero digamos que pelín aburridos, por no hablar de otros aspectos de la cultura germánica que mejor pasar, piadosamente, por alto. 
Gaspar en cambio mostró con una espantosa vestimenta cruce en la Ruiz de la Prada y un mal viaje con LSD. Rosa con cosas encima que no sé si eran estrellas o recortes de periódicos antiguos pintados con purpurina. Un horror estéticamente incalificable, pero sólo es un traje y sólo es estética, no es el dogma como parece ser que creen quienes han afilado sus colmillos de hombres lobos acorralados por su propia putrefacción. 
Es evidente que podía hacerse mejor, sí, que lo de los animales es una soberana memez, también puesto que son animales domésticos, no tigres de Bengala y que al menos las ovejas de la Casa de Campo están bastante acostumbradas a la presencia humana, pero no he visto signos de laicidad pues aunque ahora se desgañitan como cochino en matanza proclamando a los cuatro vientos que no hubo villancicos, en Telemadrid, cadena televisiva infestada de los de su panda de biempensantes, el locutor comentó que la banda -la banda de concejales, no, la otra, la que no funciona a base de sobres azules- estaba tocando villancicos entre otro tipo de músicas. En fin, todo como cabía esperar.  
 Ahora nos vamos a Valencia donde la cosa cobra tintes ya más desparramaos, por que no sé como calificarlos. Bien, empecemos por la condición femenina de las Reinas Magas, vale, hasta gloria fuertes escribió un poema sobre ellas y es hasta lógico que existieran esos personajes, aunque no se hable de ellas en ninguna parte (¿o quizás sí, este tema es bastante oscuro en algunas tradiciones?). Sin embargo, que se llamen Libertad, Igualdad, Fraternidad, ya sí que no hay por donde pillarlo. No sé si justifica la barbaridad pero echad un ojo a esto: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/01/03/56894fcf268e3e53508b4612.html 
Pero el esperpento a la "valençiá" son las propias reinas. Todos sabemos lo lustrosas y bien plantás que son las hembras del reino de Valencia, vease Rita Barberá como ejemplo, y que son hermosas como ramos de azahar pero de ahí a salirse por los escotes va un abismo. Vamos que cuando las vi en el balcón me acordé de "Las mozas en el balcón" de Murillo, no por que se parezcan -más quisieran- sino por que parecían estar ejerciendo la misma profesión. Si van así en invierno no imagino qué pasará cuando les entre el sofoquet menopaúsico en agosto. Mejor no seguir por ahí y pasar a lo que verdaderamente me interesa.
En situaciones como la actual en que la izquierda republicana como la de las reinas o no está adquiriendo un nuevo impulso es el momento de templar el pulso y no dar municiones con temas menores. Hay cosas importantes con la que una gran parte de la población está de acuerdo pero cuyo apoyo se puede perder por majaderías como las que vengo citando en esta entrada. Es importante respetar todo aquello que pueda ofender sin ofrecer nada a cambio salvo dar municiones al enemigo. La derecha es una y unos sus intereses. No juguemos con menudencias que nos debilitan sin acercarnos un milímetro a las mejoras sociales que deberían ser el objetivo prioritario de las izquierdas. Sin contar con que estos eventos bien gestionados traen dinero a las ciudades, o sea a los mercachifles que, al fin y al cabo, son quenes deciden. No podemos permitirnos errores ni tergiversaciones precisamente ahora. Ya tiene demasiadas armas el enemigo.

lunes, 4 de enero de 2016

Enero

Enero en casi todos los idiomas europeos, en lo que sé, comienza con jota, Xaneiro en gallego, por ejemplo. Esto como todo sabemos viene de ser el mes dedicado al dios romano Jano, el de las dos caras. La que mira al pasado y la que mira al futuro. Nunca como este año me ha resultado tan evidente esa dualidad del mes. Mes sin flores, gélido -menos este año que parece que el invierno va a ser suave- pero plagado de esperanzas y.... miedos. Personalmente cumplo años este mes con lo cual la frontera está un poco más marcada, ya no digo si tengo en cuenta que parece ser que ¡por fin! me van a sacar el cálculo que anda por el catéter que me pusieron en diciembre del 14 aunque como me dijo el el urologo: "ai sigue bajando así cuando lleguemos ya no hay cálculo". En cualquier caso no me libro del quirófano para quitar el catéter, mínimo. La terapia psicológica me está llevando a cambiar de piel, no, no es eso. ;Me lleva a investigar que hay debajo del disfraz que he ido elaborando durante toda mi vida. Como veis se me presenta un año movidito aunque, a priori, no tiene por que ser negativo. 
Otra cosa es lo de fuera. La realidad inamovible se desmorona como un castillo de naipes. (Yo siempte que los hacía ponía pegamento para evitar precisamente esto) pero sin nadie que tenga intención ni capacidad de construir otro. Sé que soy uin hombre por nacimiento del XX pero por alma del XIX, así que contemplar esta debacle estúpida a la que nos están llevando, y no me refiero sólo a la política, me resultal algo inconcebible. Son como esos niños delincuentes que destrozan los castillos de arena para salir corriendo después, creyendo haber hecho algo importante. Además es año olímpico, o sea, muchos se están poniendo las botas con los equipamientos y luego lo harán con las drogas para atletas y espectadores y hasta con prostitutas que siempre son cosas que se manejan mucho en estos eventos. Lamentablemente creo que este es un año clave en la historia y que no hay en ningún sitio nadie con talla suficiente como para aprovecharlo o por lo menos evitar el hundimiento de este Titanic que es Occidente -incluidos China y Japón-, con un poco de suerte los mediocres bienintencionados -si es que queda alguno- lograrán capear el temporal minimizando daños en espera de que las cosas cambien solas, o como diría un japonés: "esperando que el melocotón madure en la rama". Pues está claro que ellos ni saben, ni pueden y acaso tampoco les dejen hacerlo.
En fin, que haya suerte.