Páginas vistas en total

jueves, 16 de marzo de 2017

Lamentos de un anciano.

Hubo un tiempo en que no había internet, sé que nos cuesta creerlo si no lo vivimos y recordarlo quienes si lo hicimos.
Hubo un tiempo en que un archivo era eso,, un archivo tactil con sus tres dimensiones de metal o, los de uso más doméstico, de cartón verde.
Hubo un tiempo en que había algo llamado fichas, tarjeas en blanco o rayadas donde se tomaban notas y se guardaban en el archivador.
Hubo un tiempo no tan lejano que Japón no estaba de moda.
Bien: hace mucho tiempo en una galxia muy lejana y armado boli y papel, en realidad pluma, nunca me ha gustado el trazo del boligrafo, akguien quiso hacer una tesis doctoral sobre Japón. Logro que alquien de los oscuros poderes de los depatartamentos de las facultades firmara y empezó la labor.
Las armas con que inició un camino de cinco años eran mucha decisión (era un poco irresponsable, todo hay quie decirlo) y una ficha bibliográfixa (eran más pequeñas) con cinco títulos. No había más.
La búsqueda de datos fue algo parecido a la del santo Grial, encontrar libris (un montón de papeles entre dos cartones, para los más jovenes, no se cargaba) traduciro en la mayoría de los casos, hallar uno de 1903, porgo por caso, de 700 pásginas y trargarlas una por una para, con suerte obtener uno o dos datos. Rebañando en lo más oscuro de la Cuesta de Moyano y en las ferias del libro antiguo.
El panorama del estudio de Japón era un páramo sin fin, con ocasionales oasis, como la traducción de un de las grandes obras japonesas de más de mil páginas en unas quince.
Iba por la calle con mirada de rapaz pues en cualquier escaparate podía aparecer algo que quizas contuviera uno o dos párrafos útiles.
El resultasdo fue una tesis de 1000 páginas cabales sobre un aspecto muy, muy concreto del arte japonés (viendo la imagen ya imaginaréis cual)
Hoy tengo ganas de llorar, ante el monitor. El dato que tardé años en encontrar, la forma exxacta que tuve que dibujarme yo, todo eso está al alcance del más panoli con un par de clics. Y se me caen las lágrimas por qee hace mucho, cmucho tiempo en una galxia muy lejana alguien pasó años lleno de algo que hoy apenas recurda, ilusión por acaba aquel trabajo.
Hoy es imposible estar al día en la lectura de obras japonesas en español, eso solo en literatura. Entonces sólo tenía  la tetralogía de Yukio Misima "El mar de la fertilidad", y apenas se necesita mover un dedo para llegar a cualquei cosa.
Acabo de encontrar una página de iágenes que entre tatuajes, señoras de buen ver y dibujos de samurais tiene dentro, como quien no quiere la cosa un par de imagenes de dibujos fijando y organizando lo que al guerrero de la galaxia muy, muy lejana le costò años saber.
Y  caen las lágrimas por le temps perdu y por pregunttarse hasta donde hubiera podido llegar él con esta herramienta.
Y una lágrima clandestina se escapa, y el ya anciano guerrero se va a una página porno,que en seso si que ha salido ganando.

viernes, 10 de marzo de 2017

Sólo para recordar


Marzo al desnudo

Habreis observado que las últimas entradas siempre hay algo desnudo o cosa parecida, es para captar visitas en la búsqueda, sin éxito alguno, pese a lo que digan las audiencias televisivas. Pero este mes si que se merece el desnido en el título. El muy cabrón en los primeros siete dias ya nos ha tirado a la cara la mierda del mundo concentrada. 
18 mujeres muertas por "violencia machista", o sea por una panfa cabrones que dicen llamarse hombres. Alguien deberia decírles que ser hombre es algo más que llevar colgajos entre las pietnas y ya de paso, cortáaselos. Salimos a 9 uxoricidios al mes. Podems acabar el año con más muertas que muchos atentados.
Una mujer asesta 79 puñaladas a su hijo de 2 años. Un bebé de meses aparece en el fondo de un contenedor, milagrosamente y por la eficiencia de los bomberos, sale vivo.
Uno conductor triplica la tasa de alcohol en sangre y tiene además ttes o cuatro tipos de droga más. Afortunadamente no mató a nadie.
Un ultraderechista polaco afirma que las muejes entre otras cosas son menos inteligentes que los hombres y por eso es justo pagarles menos. La noticia no es esa sino que salga vivo. Eso no lo dice en un grupo de mujeres españolas sin guardaespaldas, no hay destos. Almondigas acabarían haciendo con él, pa los cerdos como en la obra de Cela. La inmunidad parelamentaria es una burla grotesca y patética de la democrácia. Pero en España podemos estar tranquilos 
Mientras la Sra, (ejem) Aguirre dice que es una víctima los ttibunales se han convertido en geriátricos  donde los pacientes se acusan unos a otros y los que no están ahí es por que han muerto o, peor aún: ha prescrito su delito. Esto es "soy un delincuente y te lo digo a la cara" 
Las leyes húngaras de inmigración que nos estan acercando peligrosamente a otras de paises cercanos en tiempos no tan lejanos. 
El pato Donald, sigue firmando delirios neoliberales desbocadamente Cuac. 
Japón elimina la ley que impedia a su ejército intervenir fuea del país. (Creo que esto fue en febrero pero por cuestión de días)
Suecia impone el servicio militar obligatorio pues el Putin está concentrando tropas en la zona.
La Gran Eso, como las ratas, huye de lo que preveé desastre europeo. Siempre me he preguntado: si las ratas huyen del barco en alta mar ¿no mueren ahogadas? O las entrena David Meca. Con su té se lo beban. 
Casi conectando con lo anterior el Morenin produce y dirige "Reinas", serie históricas basada en dos de las más grandes figuras/arpías de la historia: Isabel I Tudor y María Estuardo. Apasionante tema que  desgracia una puesta en escena más que dudosa y un guión más que cuestionable. No se puede hacer una producción historica si no nos gastamos el dinero, lo digo por que en los planos generales de grupos cortesanos, no dito todos, pero si bastantes vemos que las damas no llevan vestidos de época sino tutus de colores para dar el pego. Al menos eso es lo que vi yo. Ni siquiera se puede opinar de las interpretaciones de las dos protagonistas, inglesas lo que es una garantia, pues serán buenas actrices y lo que no se puede salvar no se puede salvar.
Mira por donde y hablando de cosas que parencen no poder salvarse nos encontramos com un PSOE desnortado que sabe que qiien venga ahora no es más que la víctima sacrificial para preparar la entrada del siguiente que será quien tenga posibilifades y todos, llenos de amor patrio, hacen lo posible por no ser nombarado,  sobre todo la que tiene un ratón.
Podemos, ay, Podemos. Podemos no puede, no puede dormir, que diría Georgi (no recuerso su ortografía) Dann. Pues sí Podemos no puede evitar los viejos vicios de corrupción universitaria de tanta raigrambre y no solo se lanzan como perros rabiosos (igualito que cuando había una beca en mi tiempo universitario) unso contra otros sino que, en un alarde de formación demócrática se revuelven, como hacían los rectores mandando a los grises, en un ataque inadmisible a la libertad de expresión
Y además estan los bucles.

miércoles, 22 de febrero de 2017

El Pensador también está desnudo

Pues bien;: tenía yo pensadas y esceitas dos entradas continuando con el tema del amor cuando, de pronto me acordé de un viejo refrán, un tanto obsceno, pero no por eso menos real: "¿Que sabrán de mierda si nunca la han comido?, os ruego perdonéis esta expresión, ya sabéis que no es precisamente mi estilo. Brutal pero seco, directo y demoledor. En la entrada anterior hablaba como si yo supiera algo de amor. Nada más lejos, entre las puertas que me cerraron y las que me cerré yo solito nunca lleguè a conocer el amor. ¿Quien soy yo pues, para decir nada sobre el tema? He sido y soy espectador interesado de un juego que no acabo de comprender y del que no conozco ni las reglas ni el objetivo. Soy muy observador pero me da que no tanto. Alguien dijo una vez "nada sobrevive a ser pensado" y yo pienso el amor, como todo y, efectivamente, nada sobrevive a ello. Tengo entendido que lo del amor no va vía pensamiento sino por el del sentimiento, algunos lo llaman "corazón". Casi es como si hablara de los deportes marcianos: tampoco tengo ni idea.
Las entradas que tenía escritas han quedado ahora vanas y más propia de quien habla ex-catedra, o sea, de una pedantería indecente. Las dejaré por ahì, rodando, por si alguna vez...nada, nunca se usaraán esos papeles y lo prefiero. Igual que prefiero haberme dado cuenta de lo incapacitado que estoy para hablar de amor. Me limitaré a seguir esperando "la espina de una pasión" de Machado. Quizás todavia haya tiempo antes de caer en la decrepitud.
No es una entrada muy alegre pero nada es alegre cuando se tiene que reconocer que te has equivocado y, lo que es peor, que no eres nadie para hablar del tema. En fin, amigos, os deseo a los que tienen amor que lo gocen y lo cuiden como a la orquidea más delicada, y a quienes como yo no lli tienen que gocen y cuiden como a la orquidea más delicada todo lo demás. Puede que falte un actor, el protagonista, pero nosotros seguimos en el escenario y la obra continúa ¿por que mno hacer una comedia sin protagonista? A falta de pan....

jueves, 16 de febrero de 2017

Todos los santos tienen su octava o el amor en bolas

Sé que voy con retraso pues hoy es 16 y esta entrada tenía que baber subido el 14, como tuve que salie de naja a Urgencias no pudo ser. He aqu el porque de la primera parte del título. Tras esta disculpa/explicación vuelvo a la entradaa

San Valentín, otra vez, ha llegado con su patronazgo de enamorados: Pobre hombre, hay que ver la que le ha caído encima sin comerrlo ni beberlo. La cosa, el asunto, el quid de la cuestión o la madre del cordero está, como casi siempre, en la terminología .Obviando el asunto comercial del que creo haber hablado en una entrada reciente y que no merece mas, voy por otro lado
El término empleado no es nada relativo al "amor" sino al "eanoramiento" que cosa harto difertente. Eso es ya cosa sabida. No recuerdo si fue Cajak o Marañón (a mi me paga más en Marañón) quien dijo aquelo de "el amor es un estado de enajenación mental transitorio"; acertó y se equivocó el sabio. Se equivocó al confundir amor con enarmoramiento; si la cita partiera de este principio no podría estar más de acuerdo: enajenación adictiva  y, por tanto autodestructiva, revuelo hormonal que libera no sé que sustancia y que tiene fecha de caducidad, lo justo para procrear, como mucho, dos crías. .Nobilíeima misión pero a una mala edad en el mundo actual. Los enamoramientos más apasionados que sentiremos nunca, esos que nos arrancan las lágrimas de no se sabe donde, serán entre la pubertad y los veinte años, edad en que en nuestro modo ve vida no es admisible la procreación quedando frustrada su principal misión; si es malo esto peor es que a esas edades no se distingue amor de seco con lo que llgamos a la cnclusidón que consumando uno dominamos el otro. A partir de los 20 la cosa cambia, ya no nos enamoramos: decidimos ernamorarnos precisamente por la cualidad adictiva de las hormonas, sólo que ya las hormonas no tienen tante fuerza y es el individuo quien pone en marcha el proceso intentando reencontrar el "viaje" que encontraba a los 15. Esto, lo sabemos todos se cura con una buena tableta de chocolate, a ser posible negro. Pero no. Andamos por ahi como vaca sin cenecrro busscando esa sensación. "Nunca vuelvas a los sitios en que fuiste feliz" dijo alguien  y Mercedes Sosa nos dejó su inolvidable "Volver a los 17" uno de cuyos versos dice "volver a los diecisiete después de vivir un siglo es como descifrar signos sin ser sabio competente" Nuna encontraremos esa pasión. Si nos lo trabajamos mucho, pero mucho, mucho, es posible crearse la ilusión de esta viviéndola,, no son más bamabilans y oropel: se monta, se hace la función y se desmonta. Somos los Peter Panes del amoe. Ya tiene bastante castigo quien cae en esta red sutil que nos lleva a una sucesión de parejas que sólo cubren el aspecto sexual y un poco el social, pero lo peor es que dejan pasar los años esperando el renacer del Romeo (o la Julieta) que fuimos, vagando como lerprosos medievales pues envejecemos y los canddatos/as a ser Julietas o Romeos siguen tenidendo menos de veinte.  Luego, cuando ya sentimos cerca la decrepitud y la soledad nos echamos a la calle otra vez a buscar pareja ya mucho más sensatamente: los y las de 50 quieren los de 30 y los de sesenta también. Además se creen víctimas de un destino cruel que no ha puesto en su camino al hombre o mujer adecuados. Para ellas, su príncipe azul, para nosotros Galadriel o la Reina Ginebra.
Claro que, el amor, es otra cosa.

domingo, 5 de febrero de 2017

Febrero: rellexiones irreflexivas de un blogger desnudo.

Febrero tiene mala fama, quizás no sin razón.
Hoy, y desde hace unos dias, simplemente tengo la mente en blanco, y no en el buen sentido.
El autor anónimo de este almanaque no puede negar la influencia de Mucha. Así son todas mis ideas.
¿Será febrero, el loco que nos enloquece?
Imagino que os figurarés que no estoy escribiendo esta entrada sin ropa encima. Pues está bueno el clima para andarse con despelotes. Desnudo, como la peli de la Lollo, frente al mundo.
Quizás por que tengo complejo de Casandra que tenia el don y la maldición de la profecia que siempre acertaba pero (he aquí la maldición) nadie le hacía ni caso. Y yo el futuro lo veo más oscuro que trabajando en el carbón. ¡Que os voy a decir?
Lo lógico es que hoy hablara de la gala de los Goya, pero lo cierto y verdad es que no me apetece. Sería fácil decir cuatro obviedades pero ¿pa qué?
Desnudo, indefenso, despojado, expoliado, encuerado, ¿no os sentis así cuando veis que aquello que creíamos asegurado ni siquiera se planrea ya nadie su existencia. Resulta que el progreso es reversible. Eso se avisa, joder.
En algún moemnto tendré que hablar de la desprotección, como un caballero a quie han quitado la armadura e intenta ganar la batalla con la espada en la derecha y tapándose las vergüenzas con la izquierda, en que nos encontramos ante los medios. Pero hoy no tengo el cuerpo pa comistrajos. Ya os digo que tengo el cerebro en blanco.
¡Con lo que yo era poniendo verde a diestro y a siniestreo, a tirios y troyanos!
De insulto fácil era yo, pero creo que he agotado todos los insultos que existen y la verdad,  no siento el menor interés por inventarme más.
Yo tenía un chorro de voz que decía la canción, pero ya he dejado de cantar (para alegría y jolgorio de quienes me rodean, por que mi chorro de voz era algo asi como el de una rata) Ya pueden estar contentos todos. Calladito estoy màs guapo, bueno, menos feo. Ah, yo estaba seguro de mi càlido verbo fluido y seductor y, parece ser que no era ni lo uno ni lo otro. Me limitaba a no dejar espacio para que los demás metieran baza.
He pasado desde los 20 años estudiando samurais y hace poco un soberbio libro me descubre que todo lo que yo me tomaba en serio es mentira, una burda manipulación infame tan obvia que no puedeo dejar de preguntarme ¿cCómo coño no lo vi? La piedra angular de mis escritos a tomar por ... ahí.
Febrero tiene mala fama aunque es mes de lunas claras y los días casi insensiblemente se alargan. En cualquier momento los almendros florecerán por levante y aqui seguiremos con la capa para estar en la esquina de Gobernación. Otra ventaja de febrero es que es más corto y se cobra antes.
Un 19 de febrero murió una conocida mía en plena adolescencia (ya hablé de ella en mis primeras entradas) y no se me olvida nunca.
El 14 de febrero es S. Valentín, el día de los enamorados. Que aparte de una Concha Velasco tan bella como siempre no trae nada bueno. La exaltación de un estado de enajenación transitorio que dijo no sé quien, o, más realista la campaña necesaria de ventas entre las rebajas y el Día del Padre. Lo malo es que se lo creen, en realidad nos lo hemos creído todos, lo del amor digo. Y cada quien anda esperando su príncipe azul o su Pamela Anderson ( o la que toque ahora) correspondiente. Y la razón de vacaciones. La solución es encima fácil y conocida: si te enamoras, inflate a chocolate, negro. Y lo de negro no va con segundas.
Eso es lo malo, lo pero es que por mucho que digamos lo que digamos siempre queda un maldito rescoldo de esperanza en que un día abras la puerta y esté ahí Blanca Suáerez o Julia Roberts declarandose loquitas por tus huesitos (que es lo que queda debajo de las consecuencias del chocolate) Entretanto indefensos, desnudos y despojados dejamos cada cual pasar a su cada cuala por que quizás no sintamos nunca una pasión a lo Romeo y Julieta, pero que es quien está hecha/o para nosotros, que nos haría y a quien hariamos felices. Lo aun peor es que cuando nos damos cuenta nos ocurre lo que decía Machado: en el corazón tenía la espina de una pasión, logré arrancármela un día.Ya no siento el corazon. Y ahí queda un frío, una añoranza, un vacío de lo que creemos tener que haber vivido y no lo hemos hecho.
En fin, ya os dije que tengo el cerebro sin ideas. Me sentaré a esperarlas como a Blanca Suarez o a Julia Roberts.

lunes, 30 de enero de 2017

Parálisis invernal





Pese a que a enero se le quita de su condición de mes convencional convirtiendo su primera semana en algo extraño entre festivo y delirante, se hace largo. Será por la cuesta, me dirán. Quizás, pero no lo creo... del todo. Mi viisón es otra. Aun no hemos llegado a la mitad del inviertno (estamos a tiro de tres), invierno duro, al menos en mi ciudad no encaja con sus habituales parámetros. El invierno madrileño es mortal de necesidad por el aire serrano que  corta de puro frío. En mi caso vivo al lado del río -humilde, pero río- con lo que el viento nos llega sin nada que se interponga entre la sierra y nosotros. Decía que los inviernos madrileños son mortales de puro frío y aire pero (y este pero es importante) luminosos, brillantes, con ese azul que nos es tan propio (contaminación incluída) y, a menudo), sin una nube que echarnos al ojo. Este no. No llueve, cierto, pero es casi peor pues está el aire tan cargado de agua sin caer que respiras a partes iguales aire, agua y contaminación concentrada en ese agua. No es que haya niebla sistemática pero tampoco deja de haberla. Baja en cualquier momento y al poco deaaparece. Las heladas están siendo las normales, eso sí, incluso menores que otros años pero es casi peor pues el hielo, al fin y al cabo limpio, da una cierta alegría visual, a veces, cuando no vives agobiado por las prisas, hasta hace ilusión verlo en la luna de tu coche. Así esta ciudad/ Titanic que lleva años hundiendose heróicamente se sumerge en la apatía y la tristeza insalubre de dias y días grises con agua en el aire, con humo en el agua y sin una luz que los alegre. En los crueles inviernos de Madrd se veía a la gente pasar corriendo para no congelarse al sol, en este, cuando sales ves las calles desiertas, al menos en mi barrio, que no tiene centros de trabajo, ni de nada en realidad, Casi ni los habituales e impenitentes corredores de Madrid Río pasan, de vez en vez, solitarios, los cotidianos de la taberna son menos cotidianos, y hasta los perros se niegan a salir a la calle (algo rigurosamente cierto) La ciudad, es cierto, no se para pero quzás si sus gentes, las ganas de vivir de sus gentes que vamos cayendo en cierto agobio. En mi caso un poquito más pues tenemos problemas respiratorios y cardiacos (uno cada uno), musculares y oseos, y para ninguna de estas "dolencias" es inócuo este ambiente. Sin darnos cuenta vivimos cada día más encerrados y lo peor es que nos estamos acostumbrando, ya empezamos a verlo natural.
Entonces llega el miedo. Miedo a que esa situación se haga crónica y ss suma a los miedos habituales con el hermoso añadido de las barbaridades que nos rodean, que uno no sabe quien es más monstruo el que mantiene encerrado a su hermano retrasado veinta años o cualquir gobernante. En marzo llegará a mi familia un nuevo miembro a quien apenas veré y anoche oyendo los telediarios me oreguntaba si le dejarán llegar a hacerse hombre o entre el enloquecido Trump o como se escriba, el zarista Putin (Rusia siempre parece estar en pleno zarismo), los indesfirables gobiernos chinos y el delitio con patas que es el presidente coreano, con Japón volviendo a armarse, acabarán con todo (lo de Oriente Medio ni lo nombro, allí llevamos en guerra como unos cincomil años, asi que ya estamos hechos a que esa espada de Damocles cuelgue sobre nuestras cabezas)
El día, hoy, ahiora mismo, 10´53 de la mañana oscurece su gris, lo ennegrece un poco más y seguro que alguien está haciendo una salvajada para meternos más miedo en el cuerpo. El miedo tiene el incontestable poder de paralizar, como el frío. Paraliza hombres, ciudades y civilizaciones y este año ayudado por un invierno a medio descafeinar que sólo es tristeza. Pues eso Parálisis Invernal.