Páginas vistas en total

sábado, 12 de mayo de 2012

Vacío

Poco conocida obra de Gustave Doré: "Los saltimbanquis" o "Familia de saltimbanquis" de 1874.

Cuando al autor se le queda la mente en blanco, en un vacío absoluto, hay dos opciones, una seguir escribiendo sin ninguna idea (cosa que llena nuestras librerías de best-sellers) o ser honrado y no atormentar a quienes fielmente siguen al "autor" y reconocerlo. En este caso lo reconozco a medias pues no es sólo que tenga la mente en un glorioso vacío sino que para entrar en él hay un montón de ideas que se están dando de leches y se pisotean para tomar forma de modo que ninguna lo hace con suficiente brío. En cualquier caso no se pierde esta entrada. 
La obra que encabeza la entrada es, como ya he puesto en el pie de foto, de Doré, más conocido por sus simplemente maravillosos grabados. Cargada de simbolismo en los elementos la pintura se complica y nos lleva  mucho más allá de lo que lo harán obras con temas semejantes de, por ejemplo, Picasso. La reproducción tiene buen tamaño, dedicadle un par de minutos y dejad que entre, creo que es una obra difícil, muy difícil de olvidar y que, sin embargo, está olvidada.

6 comentarios:

  1. Para no tener ideas te ha quedado una entrada redonda y llena de calado y significado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a veces sólo hay que dejar que los dedos fluyan, es lo que tiene estar ante una obra como esta.

      Eliminar
  2. Que imagen mas triste pero llena de humanidad y ternura. Gracias por descubrirmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el lado oscuro del circo, de la vida al fin y al cabo como indican los símbolos que rodean a esta familia.
      Gracias a ti por leerme.

      Eliminar
  3. Es tristísima, como dice David Homero, esa "reina" miserable con su escuálido niño en brazos. No sabía que Doré hacía otra cosa mas allá de sus famosos grabados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que, a veces, los árboles no nos dejan ver el bosque, en este caso el bosque de los grabados de Doré no nos dejan ver pequeñas joyas como esta que quizás no cambie nada en el arte de la pintura pero que puede cambiar mucho nuestra forma de verla.

      Eliminar