Páginas vistas en total

sábado, 21 de septiembre de 2013

El pueblo.

“Vimes se había pasado la vida entera en las calles y había conocido a hombres honrados y a estúpidos y a gente capaz de robarle una penique a un mendigo ciego y a gente que todos los días llevaba a cabo silenciosos milagros o crímenes desesperados detrás de las ventanas mugrientas de sus casuchas, pero nunca había conocido al Pueblo.

En cualquier caso, la gente que estaba en el bando del Pueblo siempre terminaba decepcionada. Descubrían que el Pueblo no solía ser atento, ni agradecido, ni abierto de miras, ni obediente. El pueblo solía ser estrecho de miras y conservador y no muy listo y hasta desconfiaba de la inteligencia. Y así era como a los hijos de la Revolución se les planteaba el eterno problema: no es que tuvieran el gobierno equivocado, lo que era obvio, sino que tenían la gente equivocada”.

Terry Pratchett: “Ronda de noche

5 comentarios:

  1. Ahora hace dejación de su poder y sus miedos les pueden.

    ResponderEliminar
  2. La ilustración y la cita: espléndidos. Dan mucho que pensar. Por mucho que confiemos en el progreso humano y los avances democráticos, hay que reconocer que en muchas ocasiones el démos es a la demagogia lo que las moscas a la m..., pues pudiendo alimentarse del néctar de las flores, como he visto hacer a algunas, la mayoría sucumbe ante los encantos del estercolero. Hoy mismo ha pasado en Alemania. Tremendo. El Pueblo defrauda mucho, quizás demasiado. Un fuerte abrazo, Joaquín :-)

    ResponderEliminar
  3. Quizas por esto, lo más importante es ir haciendo opinion, cuando con la novela, el cine, o las opiniones se va metiendo en las cabecitas de la gente una manera de pensar más abierta y tolerante.
    Angel Sevilla

    ResponderEliminar
  4. La primera vez que asistí a una manifestación sentí pánico al ver la transformación de la gente en masa.
    Estupenda entrada.

    ResponderEliminar
  5. Joaco querido México justo estaba viendo una época de cambios, que muchos catalogan de retrocesos y otras de salvaciones y el pueblo atrapado.

    ResponderEliminar