Páginas vistas en total

lunes, 15 de mayo de 2017

Mayo y sus cosas

Pues sí, en abril han pasado cosas y no buenas, pero también en mayo siguen pasando cosas y tampoco buenas. Para no entrar de golpe en ellas empezareé por lo menos doloroso.
¿Os habéis fijado en que ya no se ven amapolas? Hace unos años mi barrio se llenaba de amapolas entre las malas hierbas, y también de unas espigas verdes que no sé que narices era pero que me encantaban. 
Los gorriones sólo viven en ámbitos humanizados, pero están empezando a desaparecer de nuestras ciudades y pueblos. 
El poema decía "que por mayo era/(por mayo/cuando hace la calor/ ete. ¿Donde esta esa calor? Escribo con uniforme de invierno y aun así estoy pelado de frío. Joder con el cambio climático.
El suelo de la ciudad de Madrid se está hundiendo. Aceras que hace unos meses eran lisas ahora parecen un parque de atracciones. Nadie dice nada, como de tantas cosas, pero el suelo de Madrid se está hundiendo. 
Menos mal que, a pesar de todo las rosas de los jardines de mi barrio han florecido espléndidas. Como pocos años han salido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario