Páginas vistas en total

viernes, 6 de junio de 2014

Junio o la Abdicación 2

"Abdicación", película de los setenta trataba sobre una de las abdicaciones más misteriosas y sorprendentes de la historia, tanto aque aún hoy no está nada clara su causa. Estoy hablando de la de Cristina de Suecia, que ni se parecía a Greta Garbo, desgraciadamente, Liv Ulmann solventa aquí un papel complejo en una película que, a mi gusto, no acaba de cuajar. Eso sí, ella como siempre, magnífica.
Siguiendo con la abdicación que nos ocupa me voy a permitir alguna que otra divagación.
¿Es este el momento más adecuado? Pues no, con todo respeto, no. El Rey ha tenido al menos tres o cuatro ocasiones en que la abdicación hubiera fortalecido la monarquía sin ponerla en tela de juicio como resultado de las últimas elecciones. La primera de esas ocasiones hubiera sido bien la boda del Príncipe con la monarquía en la cresta de la popularidad o bien con el nacimiento de la Infanta Doña Leonor que aseguraba la continuidad dinastica, segunda ocasión: los setenta años, una buena edad de jubilación y muy redonda. Tercera ocasión: mal momento pero mejor que el actual, el vergonzoso asunto del elefante, aunque en cierto sentido hubiera parecido una huida. Cuarta: cualquiera de las operaciones y rehabilitaciones que ha sufrido, por experiencia sé que son procesos dolorosos y lentos. Excusa perfecta. 
¿No da la sensación de que se está haciendo todo esto demasiado precipitadamente? Ni siquiera van a venir a la proclamación los jefes de estado de la UE, pues no ha dado tiempo a reorganizar las agendas en 17 días.
Sobre la inmunidad o aforamiento o como queramos llamarlo. ¿De verdad pensamos que se juzgaría al Rey si estuviera implicado en algún delito? O nos toman por tontos o es que esta mugrienta sociedad es infinitamente más hipócrita y falsa de lo que uno creía, cosa que parece imposible. Ojo, no estoy diciendo que el Rey esté implicado en nada, no tengo la menor idea. 
Sobre los Príncipes de Asturias, sinceramente creo que nunca habrá habido monarcas más preparados pero eso no garantiza nada. También los gobernantes de la República eran intelectuales de alto nivel, tan alto que se olvidaron de que gobernaban un país analfabeto que no sería capaz de digerir tanto nivel y fue un desastre, lo hubiera sido incluso sin la rebelión del 36. 
Personalmente me caen bien, pero he de reconocer que, contra la mayoría, parece ser, prefiero a La Princesa de Asturias, siempre me ocurre, en las parejas e incluso cuando me pongo machista, siempre me parece que vale más la dama que el caballero, vamos que no significa nada. 
Los medios de comunicación con la habitual ineptitud que les caracteriza y ya forma parte de su esencia, y no digo nada de la red donde se suelta cualquier barbarie sin tasa ni mesura, pues esos medios están afirmando que la Infanta Doña Leonor Borbón Ortiz será la primera princesa de Asturias por derecho: mienten como concejales. 
La primera Princesa de Asturias que yo sepa si no hubo otras antes fue Isabel de Borbón y Borbón y Borbón y Borbón (así hasta 16 veces, creo) más conocida como La Chata. Primogénita de Isabel II lo fue hasta el nacimiento de quien sería Alfonso XII, el de la peli, y, caso excepcional, volvió a serlo desde que Alfonso se convirtió en rey hasta el nacimiento de la hija de éste con Doña Maria Cristina de Habsburgo, más conocida como Doña Virtudes, Maria de las Mercedes. Por otro lado en España no existe más título de princesa que el de Asturias por tanto todo aquello que leamos como Calle de la Princesa, sin más, se refiere a Isabel de Borbón. Caso aparte es Doña Sofía que da nombre a diversas instituciones como Princesa Sofía pero bajo el título de Princesa de España (consorte) que otorgó el dictador a D. Juan Carlos, creo recordar que en el 69. Por naciemiento desde luego Doña Leonor no será la primera Princesa de Asturias, honor que recae en Isabel de Borbón, La Chata y al que hizo honor con una vida dignísima, con sus errores como la de todo el mundo. En cualquier caso el precedente no puede ser mejor ni más querido, por lo menos por estos madriles que la veneraban.
Podría seguir reflexionando sobre esta situación planteada por una aparentemente precipitada abdicación pero voy a dejarlo aquí que tiempo habrá de volver a ella.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada tan ilustrativa, Joaquin. Mi opinión es que lo hacen tan rapido y a escondidas para no dar tiempo al debate de los ciudadanos y que no se creé un peligroso vacio de "poder".

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Esas prisas y esa austeridad anunciada no son una buena idea. Sin realeza no hay reportaje del Hola que es lo que en definitiva mantiene a la monarquía.

    ResponderEliminar