Páginas vistas en total

jueves, 14 de agosto de 2014

Cuarto cumpleaños.

Exactamente a estas horas de tal día como hoy de 2010 me estaba dando un infarto que redujo el 48% del corazón. Luego vino otro, menor un par de meses después. Yo siempre había sabido que del infarto no me escapaba, es, junto con lo cálculos renales, la única herencia familiar que compartimos algunos primos. Lo del corazón se llevó por delante a mi madre y a dos de mis tres tíos. O sea que sabía que llegaría pero nunca supuse que a tan pronto y mucho menos que sobreviviría a él. Además últimamente tengo siempre buenas noticias de él.
Sin embargo, por mucho que aquí quiera frivolizar y que se diga que es una buena opción para irse al otro barrio, que no. Que naranjas de la China. Algunos no tienen dolores, otros pierden el conocimiento, otros presentan síntomas gástricos y tira pa'lante. Yo no perdí el conocimiento en ningún momento y fueron momentos traumáticos. Sobre todo por que desde el primer momento sabía lo que era, antes de que lo confirmaran en el hospital. Lo cierto es que tan sólo desde hace unos pocos meses no revivo cada día cinco o seis veces aquella tarde en un Madrid vacío. He de decir que tuve una magnífica asistencia en todo momento -y no hablo de la técnica, sino de la humana- tanto que, una vez pasados los dolores tengo hasta recuerdos de una cierta comodidad. Curiosamente el cataterismo me lo tuvieron que hacer en otro hospital por el puente de la Virgen y pese a todo no puedo sino cantar loores y alabanzas. Esta fecha, quince de agosto, trae también el recuerdo del primer susto de una portentosa subida de tensión de mi madre estando de vacaciones, tuvimos que salir corriendo a Alicante, desde el exterior de urgencias vimos aquella media noche el castillo de fuegos artificiales, todos los parientes de quienes estaban dentro, como un paréntesis. Eso fue el 84. El trece de agosto de 85 murió otro de mis tíos (cirrosis), el 7 de agosto del 5 murió otra tía mía nacida, precisamente, un 13 de agosto. Como veis un mes movidito. pero aquella noche del 15 de agosto en el hospital de Alicante nunca se me ha ido de la cabeza.
Sigo vivo y sigo aquí. Considero el catorce de agosto mi segundo cumpleaños, un leo en toda regla, me gustaría celebrarlo pero, como entonces, no hay nadie de mi gente en Madrid, incluso la única amiga que está aqui, mira por donde, hoy es el cumpleaños de su maridito.
He de decir que me cambió la vida, sí, y no para bien. Desarticuló mi modo de ver el mundo, deshizo lo que me había costado años y años construir. Me demostró a quien importo y a quien no. Una vez pasado todo no tendría que haber dicho nada pero me hicieron pruebas genéticas y me dijeron que ese era el origen, y que debería avisar al resto de la familia. Así que lo hice según pude localizarles al volver de sus vacaciones. He de decir que ni uno de ellos tuvo el detalle de venir a mi casa  a verme. En cuatro años da tiempo. Me demostró el acero bien templado de la única amistad que tengo y una de las médicas me dijo que soy un hombre extraordinariamente fuerte. Debe tener razón.
Cada año me prometo disfrutar más de la vida, presentar más batallas, vencer el miedo invencible que recuerdo que me domina desde que tengo memoria, abrir puertas, cerrar historias, coser heridas, pero de repente me encuentro contando aquí la actitud de las personas que genéticamente me tocaron en suerte, por lo visto o soy mal costurero o hay heridas que no cierran. Cada año me prometo lanzarme a la vida y lo cierto es que no lo hago. Por eso a veces se me pasan por la cabeza ideas raras, entonces me acuerdo de como me agarré entonces a la vida y me digo que para algo estaré aquí. Si no, me habría dejado ir. Quizás lo peor, como en todo, sea la soledad, la que compartimos tantos sintiendola al lado sin saber romperla, pero como todo el mundo. Espero que este año sí sea capaz de romper las cademas del miedo de ese miedo que me atenaza desde la infancia y pueda lanzarme a la vida. A pesar de la "fecha de caducidad" de la que hablabamos en al última entrada.
Así que "MUCHAS FELICIDADES A MI MISMO" y lo digo de todo corazón, jejejejeje.  Ah y que cumpla muchos más.

6 comentarios:

  1. Muchas felicidades. Pero no te felicito por esta gloriosa efemérides sino por ser capaz de contarlo y hasta de poner su gota de ironía a las malas noticias. Muchos nos hacemos propósitos de cambiar cosas que no pasan de buenos propósitos y todos, todos tenemos fecha de caducidad.
    Y que cumplas muchos mas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que si no se pone una pizca de mala leche y de sentido del humor, mezcla que viene siendo ironía, malamente se soportan según que cosas. LO de los buenos propósitos no está bien entendido, lo mío son malos propósitos, quiero ser malo o lo que viene a ser lo mismo, pasármelo en grande. Lo de la fecha de caducidad es otra historia. Verás, todos vamos a palmarla pero nosotros un treinta por ciento antes (según estadísticas) y lo mejor es que eso no te lo dice nadie y se porta bien, en lugar de cumplir sus malos propósitos cuando está a tiempo.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tener un proposito es el primer paso para cumplirlo, Joaquin. Pese a todo, pese a todos, la vida es bella. Solo tenemos una y no tenemos el derecho a decidir sobre ella cuando tantos otros no pueden hacerlo. No miremos a los que tenemos por encima, sino a tantos como tenemos por debajo y tan abajo y comprenderemos lo afortunados que pese a todo somos . Asi que a hacer por ser feliz, con las pequeñas cosas, pero tambien con las grandes, que a todas tenemos derecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, la vida es bella y como todas las bellas que en el mundo han pasado a la historia, también un poco puta. Lo malo es que el hecho de que con otros sea un poco más puta no hace que con nosotros sea menos. Por lo menos a mí que haya alguien peor que nosotros lo que hace es pesarme como una losa. No como me decía un médico que debia estar cabreado por que ya no hay polio (en Europa y de momento) pues no, mire. Ni yo como mi proverbial mala leche puedo lamentar eso. Y es que hay cada médico que le deja a uno de estuco.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Feliz cumpleaños!!!! Ver la vida con otros ojos es un privilegio que me congratula que aprecies. Qué cumplas muchos años más!!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y tú que lo veas como decían los antiguos.
      Un abrazo

      Eliminar