Páginas vistas en total

martes, 7 de octubre de 2014

Octubre

Iniciamos otro calendario, esta vez del autor suizo Eugene Samuel Grasset (1845-1917) pintor, escultor, ebanista, con una vida bastante novelesca que empieza como todas, los padres no quieren que el niño sea artista y le mandan a estudiar arquitectura. El resultado es también como todos: el niño se hace artista. Influencias de Doré, art nouveau, Mucha, prerrafaelismo realizó todo tipo de trabajos. De las influencias y el momento no hay que decir mucho, en estas obras se aprecia todo, incluso ese aire literario que tiene el prerrafaelismo. En fin, personalmente, me parece una verdadera delicia. Ah, quien esté interesado tiene más información de donde he sacado esta en: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=grasset-eugene-samuel
El hecho de iniciar el año pasado el calendario de Camps en octubre fue casual pero no sé si a un nivel inconsciente es más que posible que no lo fuera tanto. Me explico, para mí Octubre es el mes del recomenzar en serio, si, septiembre es cuando se empiezan las actividades, las relaciones, lo cotidiano en suma, pero no de un modo regular. Todavía hay amigos de vacaciones, las clases son y no son, me refiero a la enseñanza no reglada, que es donde me he movido, pues todavía los niños están a medio pelo y abuelas y madres andan de cabeza encajando horarios, este tipo de cosas. Octubre es el mes que empieza la rutina, las cosas cobran su orden, bueno o malo, agradable o no,  pero empiezan a ser lo que van a ser el resto del curso. No es casual que esté bajo Libra casi todo el mes. Por otro lado es el tiempo de recomponer los desastres veraniegos, de recoger las hojas muertas de las expectativas perdidas, del verano fracasado con calma sin esa crispación que septiembre con su falsa apariencia de verano interminable nos impide y nos hace agarrarnos a la esperanza de que aun es tiempo. Octubre es la calma, o debería serlo, las tormentas interiores quizás respondan a lo que digo pero las que tenemos encima exteriores no parecen querer centrarse.
La última es la del Ebora. Naturalmente, como todos sabíamos aunque nos empeñaramos en mirar para otra parte, todo se ha hecho mal. O sea, como siempre. Bien, henos aquí ante el segundo jinete, el primero fue la Miseria a la que nos han conducido, ahora llega la Peste. Nos falta el Hambre, que también empieza a asomar sus orejillas por aquí y por allí. Luego ya estamos listos para el fin de fiesta, que puede empezar tranquilamente con la confrontación latente y deseando estallar -no pretendo ser partidista, no me entendáis mal, cuando quiera opinar sobre este tema lo haré- en cierta indefinible frontera hispano catalana,  hispano vasca, hispano gallega, e hispano Al Andalus. Vamos que con la única frontera que no hay problema es con la portuguesa.
Bueno, entretanto, distraigámonos con los goles de Ronaldo, las tarjetas negras o las recetas de los concursos de cocina que molan mazo, a y también ver a los enanos imitar a los adultos y asistiendo a la promoción descarada por todos los medios de comunicación de Torrente 5 ¿Será que se sienten identificados? Al fin y al cabo acaban de nombrar preboste de RTVE al director de Telemadrid, que ya lo fue durante los dos últimos años del aznarato. Sí, no cabe duda, los signos apuntan al Apocalipsis ibérico, sólo nos queda que La Aguirre sea la candidata a alcaldesa. En fin, lo dicho que Octubre es el mes que marca el inicio del orden como va a ser el resto del curso agradable o desagradable, cómodo o incómodo, un curso más o el último de una forma casi civilizada de entender el mundo.
Por cierto: Atención Pregunta ¿Por que la Orden de San Juan de Dios no pagó la repatriación de sus miembros ni se los llevó a alguno de sus centros no tan públicos ni benéficos?
Entretanto veamos caer las hojas muertas y escuchemos su crujir al pisarlas. Es el sonido del otoño y del tiempo que se va y, en este año, parece que definitivamente.

2 comentarios:

  1. No conozco al señor Grasset, creo, aunque quizá viendo mas trabajos suyos lo identifique. Por otra parte encuentro muy oportuno que revindiquemos Octubre antes de que lo conviertan en "el mes de la Cerveza" que ya están en ello.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Seguro que hemos visto mil y una imagenes de él pero sin ponerle nombre. Por cierto, lo de reivindicar octubre me parece genial aunque ser el "mes de la cerveza", tampoco es lo peor que le puede pasar, noviembre es el mes de difuntos, o sea que si no hay más remedio y aunque yo no bebo...

    ResponderEliminar