Páginas vistas en total

miércoles, 28 de enero de 2015

Si son de otro linaje, aggiornamento

 Francisco de Goya y Lucientes: "Si son de otro linaje", de la serie "Los desastres de la guerra"

Hoy voy a ser previsible, adocenado, vulgar. Hoy voy a comentar algo que todos hemos visto. Supongo, por que el ojo, al igual que la memoria, sigue criterios selectivos. Hoy voy a poner tres imágenes de David Rengel, de quien no conocía obra alguna, de la serie "Turismo sucio". Niños trabajando en un vertedero, de sol a sol, que para eso está la explotación infantil. Un autobús se para, bajan unos señores -me temo que con pinta de japoneses- se hacen unas fotos con los niños como quien se las hace con el Oso y el madroño, se suben al autobús y se vuelven a su confortable imperio. Hubo un artista que ya lo hizo, hace alrededor de doscientos años, Goya. En Los Desastres de la Guerra, no sólo se centra en los episodios bélicos (Las mujeres dan valor, Yo lo he visto) sino también en lo que ahora que nos hemos vueltos tan finústicos llamaríamos "daños colaterales", hambrunas, epidemias, esas cosas de las que los ricos siempre estan a salvo y si no pues se van a una villa en el campo a contarse cuentos porno. "Si son de otro linaje", parece explicar la figura del bicornio al grupo de "gente bien" mientras procura mantenerlos a cierta distancia, no les vayan a pegar algo, mientras ante él se desarrolla una escena de extrema miseria sobre un lecho de cadáveres de niños. ¿Ha cambiado algo desde entonces? Pues sí, muchas cosas: el encuentro casual se ha convertido en un viaje organizado, la gente bien se acerca más por el gloriso invento de las mascarillas y para poder hacerse su selfie correspondiente, de aquella miseria nadie ganaba,  de esta gana, al menos, la empresa de viajes. Si vemos con detalle las imágenes la compasión que despierta Goya con el primer grupo se convierte ahora en una impresión festiva como de quien va a un tablao flamenco. Quizás parezca forzado pero era esa misma frase u otra muy parecida la que pensaban quienes escribieron la de la última imagen. Si la una tiene doscientos años, la otra setenta y la otra es actual uno se pregunta si algo ha cambiado, aparte de las ganancias de las compañias de viajes.


 David Rengel de la serie "Turismo sucio"

2 comentarios:

  1. Tremendo, Y muy oportuna tu comparación. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pero ojalá no fuera tan oportuna ni tan actual. Hay cosas que poco a poco te van matando lo poco que nos va quedando de alma.

      Eliminar