Páginas vistas en total

miércoles, 28 de octubre de 2015

¡Se aclaren, coño!

A ver su no pierdo los nervios que en este tema como diría Maria Barranco en Mujeres al borde de un ataque de nervios "eztoy mu cencible, Pepa". Analicemos seriamente antes de organizar batallones de fusilamientos. Quede claro que no como carne, salvo pollo, "!jamón" de york, pechugas de pavo desgrasadas y bajas en sal. Podría comer conejo pero un día miré a los ojos a uno y va a ser que no. Es la ventaja de los pollos no se les pueden ver los dos ojos de frente. Es más cuando podía comer carne lo hacía poco, no soy carnívoro pero es que la cosa ya está empezando a tocar los destos al mismisimo Galeno. Coñoya.
A ver: la carne roja, dicen ahora, que produce cáncer, pero sin embargo es necesaria por las proteinas y lo digo por que lo que lleve de carne el "jamón de york" o las pechugas de pavo es lo mismo que tengo yo de sumo sacerdote azteca o mohicano.
El pescado blanco: no engorda -si es a la plancha, claro- pero tampoco produce el puñetero omega 3
El pescado azul al igual que los frutos secos engordan una barbaridad pero aportan otra barbaridad de omega 3 también conicido como HDL.
La sal: yuyu total pero su ausencia total provoca meones sin cuento, tengo una experiencia familiar al respecto.
El aceite ha de ser de oliva pero hace veiticinco o treinta años era puro veneno para el corazón y los pobres pacientes tenían que comerse sus berzas cocidas con algo de pescado blanco sin sal y con esa cosa llamada aceite de girasol o de lo que fuera.
El pan está erradicado de cualquier dieta por que no sé que leches dicen que hacen con los alimentos pero es antidepresivo.
Lo mismo del chocolate.
Las berzas y las frutas son sanísimas pero cuidado, o padeces el mal del siglo del estreñimiento o te andas de ..... cada media hora. Además es curioso que los animales más grandes (obesos) del mundo sean herbivoros.
Los dulces: anatema puro, malos para todo, pero el cerebro para funcionar necesita glucosa, que quizás nos pasemos, de acuerdo, pero la necesita.
El arroz estriñe y encima dicen que si no es integral no contiene alimento.
Ah, para el corazón hay que adelgazar, no importa cuanto se pese, y comer pescado azul y frutos secos. Olé mi niño.
Las patatas cocidas o asadas sin sal por supuesto. Claro que también engordan y eso es malísimo para la artrosis.
El pollo está cuajadito de hormonas y antibioticos para ponerlos gordos pero que hacen que esos antibioticos no tengan ya efecto en nuestro organismo. Sin contar con lo de la gripe aviar.
Hay que hacer mucho ejercicio ... hasta que los meniscos, los tendones o los cartílagos te impiden hacerlo por exceso de uso, solución. Ejercicio y berzas sin sal, por supuesto,
Por cierto: el repollo, la lombarda y la coliflor entre otras delicias producen flatos varios. En general la dieta a más vegetal más gaseosa y peor oliente, así como quien no quiere la cosa.
Antes el sonido de los patios a la hora de la cena era el batir de huevos para la tortilla a la francesa. Ahora, dos por semana y.... gracias. Eso sí pierdes su aporte de proteinas.
Tengo una amiga que lleva como cincuenta años a dieta y desde no cogerle el tinte en el pelo por falta de nutrientes a tener que darle proteinas por que ya su cuerpo no las recoge como alimento a falta de todo eso, junto con un exceso de ejercició y la eliminación del pescado azul por las gorduras lo que dañó aún más los cartílagos. Está doblada de dolores y ya no se vale por sí misma.
Conozco casos de que las dietas han llevado a perder la cabeza literalmente .-metafóricamente ya ni os cuento-. Y a eso parece encaminarse cada investigación: a volvernos locos.
Aparte, sñores -por llamarles algo- de la OMS de los claros o no tan claros intereses que rigen sus informes, ¿nos pueden decir algo que podamos comer sin riesgo?
Llevo desde los 17 años a dieta adelgazante, jejejeje, pues desde el infatto tengo que comer justo lo que tenía prohibido. Comprenderéis estoy hasta .... y más arriba de tanta amenaza, tanta prohibición y tanta mierda empaquetada en consejos para mejorar la salud. VAYANSE A FREIR ESPÁRRAGOS, SRES., AUNQUE LES PRODUZCAN CÁLCULOS RENALES, según ustedes, claro.
Sólo he oído una opinión médica sensata sobre alimentación. Acababa de sobrevivr a mi segundo infarto en tres meses y el cardiólogo me dijo "no seas un taliban de la comida".
En fin que me tienen harto, mucho más de lo que podáis imaginar. 

2 comentarios:

  1. Yo como como se comía en mi casa solo que peor cocinado (por mi culpa) y menos cantidad que ya no puedo con aquellos platazos. Hay que seguir la norma de las amas de casa de toda la vida: de todo y variadito. Lo demás, tontás.

    ResponderEliminar
  2. Mas razón que un santo, Uno. Un día un medico me dijo que tenia que andar por el colesterol, al poco tiempo me dijo que no andára por el desgaste. Se lo hice notar y me dijo "pues ande a pasos cortos". Ande usted a la mierda (pensé). De algo tenemos que morir, mientras tanto a disfrutar lo que nos dejen. Un abrazo, amigos.

    ResponderEliminar