Páginas vistas en total

sábado, 4 de febrero de 2012

De mujeres y pulpos o temas japoneses triple X 2


 Pescadoras, pura tradición
Últimamente me he llevado la sorpresa de ver como entre los top teen de mis entradas más vistas se han producido alteraciones sustanciales desapareciendo unas y apareciendo otras, algunos con extraña virulencia han ascendido violentamente, siempre es una alegría ver que algo se mueve en un blog tan poco activo como este, regular pero no precisamente de grandes velocidades. Sin embargo, de todo este movimiento lo que más me ha llamado la atención ha sido la aparición de una entrada que era más visual que otra cosa, el célebre tema iconográfico del grabado japonés del pulpo y la mujer, generalmente pescadoras. Claro al ver que, repentinamente, ha vuelto a despertar interés se me ha ocurrido ponerme a investigar si el tema seguía vivo en la cultura japonesa y ¡oh, sorpresa! Sigue vivo. Algo que, si me paro dos minutos a pensar en mis treintaitantos años de investigación sobre Japón (pero da tanta pereza pensar) me habría dado cuenta de que no podía ser de otra manera.
 Una dama, más o menos
A diferencia de occidente Japón, el arte japonés, nunca rompe con nada anterior, puede que lo vacíe de contenido, que lo degrade o reutilice, que lo deforme incluso hasta hacerlo irreconocible pero jamás lo abandonará. En occidente los temas y ciertos elementos de un estilo o tiempo desaparecen aparecen en determinado momento y duran un tiempo, luego, cambio de entorno, cambio de lo que sea el tema desaparece. Un ejemplo emblemático y más español que la tortilla de patatas y el pisto manchego es el tema de la Inmaculada Concepción que nace con nuestro glorioso barroco y aguanta los embites, incluso al rococó, hasta el XVIII, para desaparecer (salvo en regurgitaciones murillescas y ocasionales y preferiblemente olvidables excepciones, no me hagáis hablar de ellas, please) con la llegada del XIX. Japón lo que hace es ir usando el tema como referencia a la cultura común, con lecturas diferentes, soportes diferentes y técnicas que van avanzando pero con la misma o parecida raíz. Cierto que en la inmensa mayoría de las ocasiones el tema que nace cargado de sentido, va quedando en el cascarón, vano y decorativo.


  Look colegial, ejem.
El caso es que este tema de la mujer y el pulpo que nos ocupa sigue aquí, entre los hombres, mujeres y pulpos del XXI. La estética ha variado un tanto, tampoco en exceso, y ha pasado de la estampa en madera al manga, lo que teniendo en cuenta que la propia estampa en madera y especialmente el ukiyo-e (pintura del mundo flotante) es el antecedente directo del comic no sólo en lenguaje formal sino como medio de comunicación de masas. El caso, y me centro, es que sí, sigue vivito y pulpeando en obras autores actuales como la de Yuji Moriguchi y otros autores que se inspiran tanto en él como en la tradición. Naturalmente ahora además de las pescadoras y las damas tradicionales aparecen encarnaciones del mito erótico moderno japonés, algo muy parecido a un cruce entre Lolita y Heidi, uniformes colegiales, calcetines blancos y un aire de perversa inocencia que, me parece, cambia el sentido del tema. De la mujer entregada a la bestia a la del pobre animal usado por inocentes bachilleras para fines perversos. Claro que no sólo los pulpos son oscuros objetos de deseo de las criaturas de Moriguchi, pero eso es otra historia.
 Amas de casa o el peligro de la nouvelle cousin

Visiones algo más abstractas tentáculos y ... en fn.

3 comentarios:

  1. Qué tentáculo tan seductores... jajajaj!
    Un abrazon!

    ResponderEliminar
  2. Una excelente entrada sobre un tema recurrente en el mundo erótico Nipón.

    ResponderEliminar
  3. Descubrí este asunto gracias a ti y no deja de maravillarme. Pero digo yo que en España ya que finalmente hemos olvidado la Inmaculada Concepción podiamos haber dedicado nuestra artistica atención al pulpo y la gallega.
    Excelente entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar