Páginas vistas en total

domingo, 12 de febrero de 2012

Leonardo ¡otra vez!

De nuevo –y van….- se ha puesto de moda Leonardo, el amigo Leo. Otra vez oímos entonar cantos de alabanza y loor a tan egregio representante de la humanidad. Retorna vincitore como cada equis tiempo. Ahora por una Gioconda, bastante menos siniestra que la “afrancesada” como algún compañero de bloggerio la ha llamado, que ha aparecido en el Prado. Si es que no hay ná como pasar un paño con un cepillo de raíces o con Pronto que cambia el polvo por brillo para que aparezcan cosas valiosísimas. Vamos que si se dejara a las Marujas Ibéricas Pata Negra sueltas y bien pertrechadas por los recovecos de Iglesias, palacios, palacetes y museos, iban a faltar museos para exponer tanta grandeza, claro que luego habría que reparar los destrozos de la lejía y el aguafuerte sobre las piezas pero aparecerían cantidad de cosas. Lástima que: A, las marujas no estén por la labor, prefieren ver a la Esteban; B, que los daños podrían ser irreparables y C, que eso descubriría a quienes han sacado tajadas múltiples y variadas del desconocimiento de nuestro patrimonio y, además, se les acabaría la mamadera. Pero volvamos con el amigo Leo.


Como llevo toda mi vida estudiando arte y humanidades hay personajes que, con el permiso del resto de la humanidad (o sin él) son como parte de la familia. Concretamente Leonardo es el tío pelmazo bueno para nada que no sabe que hacer con su vida pero que es el ojito derecho de todo el clan familiar. Que tiene mucho talento, pero que no termina de demostrarlo. Que seduce a las damas con sus modales impecables pero que, en realidad, no son las damas su oscuro o no tan oscuro objeto de deseo. Vamos que con tanta confianza le he perdido el respeto pero no gratuitamente. Es un tema personal: no hay nada que me duela tanto como el talento desperdiciado, mentes no ya brillantes o geniales, sino tan sólo medio-altas echadas a perder mientras que otros, zopencos y tuercebotas, ocupan puestos y honores que ni están preparados para sacar adelante ni merecen. Y si en la historia de la humanidad hay una mente echada a perder esa es la del amigo Leo. Si alguien es capaz de hacer algo tan hermoso como esta cabeza de Leda.


¿Cómo es que al final de su vida apenas tenemos unas cuantas obras que, personalmente veo desiguales y de las que algunas si no fuera por su firma pasarían desapercibidas?

¿Hay algo más irritante que ver sus bocetos de cualquier cosa sin centrarse en ninguna?

¿Hay algo más absurdo, oh genio, que dar a un fresco una base de cera y querer secarla usando velas? Suceso que, para quienes no lo recuerden, ocurrió en Florencia con su célebre Batalla de Anghiari, o por lo menos así consta en los anales de la historia del arte. Le encargan un retrato ecuestre y se pasa años haciendo estudios de la anatomía equina, tantos que al final cuando estuvo listo el molde del caballo el comitente había perdido poder y una guerra donde se perdió ese molde. Así sucesivamente Leonardo fue dejando a medias o medio jodidas por sus experimentos obras maestras (léase La Santa Cena) y a todo el mundo tan a cuadros que no han hecho más que inventarse misterios y tramas ocultas y secretas. A ver, que yo soy de los que se las creen hasta cierto punto, pero lo que no es posible es que Leonardo estuviera en… TODAS. A ver cuanto tardan en sacar algo así como “El código de la Gioconda del Prado”

 
 Era alto, era guapo, tenía modales cortesanos, no se manchaba jamás pintando y, tengo entendido, que fue procesado una o dos veces por sodomía. Frente a él un Miguel Angel bajo, feo, de mal carácter, pesetero, amargado y torturado por el conflicto católico-sexual que le martirizó toda su vida, si añadimos que estaba lleno de polvo de mármol y que la higiene no parece que fuera una de sus principales preocupaciones convierte a Leonardo en un ideal de artista para sus contemporáneos. Todo texto necesita su héroe y Leonardo era uno de ellos, y necesita también su villano y la terribilitá de Miguel Angel le colocaba en un buen puesto para serlo.

Pero lo peor, lo imperdonable, lo que escuece, es que la mano que fue capaz de pintar La virgen de las Rocas, Santa Ana, la virgen y el Niño, de dibujar la Leda, no nos haya dejado sino un puñado de obras sueltas, algunas más atribuidas, pero más que dudosas y miles de intentos, proyectos, estudios, anotaciones que se quedaron en nada. ¿Podemos imaginar el universo de belleza suprema que hubiera creado Leonardo si se hubiera centrado en la pintura? Ahora el mundo, eso podríamos jurarlo, sería otro estéticamente hablando y quizás algo más que estéticamente. Pues nada, a dibujar ancas de caballo, armas, helicópteros y alas de mariposa para volar y a dejarnos in albis de cuanto podía haber sido y no fue. Irritante, altamente irritante.


9 comentarios:

  1. Por que eres tú, que si no te ibas a enterar, meterte con mi Leonardo, ainssssssss, bueno te perdono la rabieta, jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no es más que reproche por desperciar talento, algunos andamos tan escasos de él que no soportamos esa actitud.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Joaquin, con tu permiso te he incluido en la lista de blogs que sigo, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un verdadero honor David, muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Ahora que tenemos nuestra Gioconda vas tu y me lo devaluas. Anda que...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, que a mí nuestra Gioconda siempre me ha gustado más y me llamaban hortera. Además ya verás como, de repente, alguien empezará de nuevo a revaluarlo. No me extrañaría que hicieran un museo para ella sola.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Verdaderamente, que este hombre era un genio pleno y total! Un tipo apasionanate y una época apasionanate.
    Yo soy más de Leonardo... jajaj! Miguel Angel era una especie de tacaño amargado... aunque, su escultura haya sido insuperable verdaderamente.
    En fin! ¿quién no hubiera querido ser el amante de Leonardo? jajaja!!! Porque yo, hubiera sido seducido nada más verlo! jajajaj!
    Besos, guapo!

    ResponderEliminar
  5. jajaj! Además... no me digas que nuesta Mona no es mucho más bonita... yo creo que el discípulo ha superado al maestro... jajajaj!
    En cuanto a lo de la lejía... ¡uffff! si supieras cuántos lienzos han jodido las beatas limpiándolos con agua fuerte, lejía y productos varios.... o con cebolla! jajaj!
    Y nada... llevas razón en cuanto al personaje. Un poco desaprovechado... es cierto. Pero no por ello, muy grande.
    Joer... que yo me hubiera liado con el ipso facto! jajajaj!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nuestra Mona siempre lo he dicho es más... más, no me gusta emplear "bonito" al hablar de estos niveles, pero es que más "bonita" que la del Louvre... tampoco hay que correr mucho sin restarle mérito por supuesto. Si el bloque de mármol que había en Florencia hubiera caído en manos de Leonardo tu avatar no existiría. Eso sí tendríamos 700000 bocetos y estudios.
      Sí, sé la cantidad de barbaridades que han hecho beatas y hasta pseudoentendidillos con las pinturas pero lo que yo quería decir es que el día que se quite la mugre de todo el patrimonio nos llevaremos muchas sorpresas.
      Por cierto, puestos a ser el amante de alguien, del modelo del David, que narices. Ni del Leo ni del Míguel. Es que por muy hetero que sea uno, carallo.

      Eliminar