Páginas vistas en total

sábado, 23 de febrero de 2013

Debate sobre el estado de la nación jejejejejejeje

No tengo por norma ver obscenidades como las que suelen ofrecerse en hecatombe en el altar a la estulticia que es cualquier sede en la que nuestros políticos (jejejejeje) abren sus boquitas-cloaca, pero por razones que no vienen a cuento me tuve que tragar casi toda la primera jornada del mal llamado Debate sobre el estado de la nación. Más bien debería llamarse "Que bueno soy contra Dimita usted Sr .... (póngase el apellido correspondiente según quien ocupe la poltrona presidencial)
De entre las infinitas majaderias, estupideces, lugares comunes, triunfalismos, perogulladas, embustes, medias verdades, ofensas más o menos soterradas, tonterías varías y demás actitudes más propias de la corte de la Reina de Corazones de Alicia que de un país del planeta Tierra en el s. XXI sólo una frase que se le escapó a uno de los politicastros expresó la realidad de este país y de este gobierno:
"ABANDONAD TODA ESPERANZA"
El pais, los ciudadanitos, de momento, que pronto dejaremos de serlo para ser ... otra cosa no tenemos más que decir que aquello de

3 comentarios:

  1. Menos mal que el debate sobre el estado de la nación (no entrecomillo para no aburrir) ha servido para algo: vuelve a mi esta canción que creo que no había oido desde que acabé el bachillerato elemental.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no me queda más remedio que darte el pésame por esa fatídica jornada. Tener que aguantar una obra de tan baja calidad debería estar prohibido.

    ResponderEliminar
  3. Apenas vi algo en los telediarios, y tuve la sensación, aparte de que "No hay novedad", como relata esa canción, de que parecía que se había dado un salto atrás en el tiempo. La patética imagen de los diputados de la derechona aplaudiendo religiosamente a su líder me recordó, además, a la expresión de "poder resonador" con la que Amando de Miguel describía a las Cortes franquistas. Aunque los de los demás partidos también se lucieron. Me encanta la etiqueta que has puesto: "Y que encima cobren por esto". Sí, y encima eso, jeje. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar