Páginas vistas en total

martes, 28 de enero de 2014

¿Victoria de la Marea Blanca?

 Hoy se está diciendo en los medios que las Mareas Blancas han vencido a la Comunidad de Madrid, que se ha ganado el pulso contra la privatización infame, uno de cuyos objetivos, según confesión de uno de los pretendientes al reparto del pastel, era fomentar el turismo sanitario para beneficio privado con inversiones públicas. 
Un alto ejecutivo de la casa Bayer de toda la vida ha dicho que hacen los medicamentos para "quien los pueda pagar, no para indios pobres".
No hace un año un "ministro" japonés dijo que los ancianos tenían que darse prisa en morirse. 
Hay instituciones sanitario-benéficas internacionales de reconocida labor que atienden millones de enfermos y... no consumen calmantes. 
La Ley de Dependencia no sólo ha sido vaciada de contenido sino que a los pocos que les valía de algo se les está retirando y el "ministro" de "justicia" pretende aumentar desmedidamente el número de dependientes, o eso, o llenar clínicas portuguesas y francesas, obviamente privadas, él sabrá cual es su objetivo. Teniendo en cuenta su trayectoria con la obra de la M30 que salió más cara que el Canal de Panamá lo que pase por ese cerebro es un misterio insondable. 
Con estos datos ¿de verdad podemos creer que las alimañas van a soltar la presa? Prestas están para otro zarpazo, seguramente mortal esta vez. Quienes tienen la capacidad de continuar planteando la lucha no deberían permitir bajar la guardia. 
Ayer y hoy los medios no hacen sino tentarnos a confiar, incluso una "señora" que acudía a uno de los cuatro hospitales de gestión privada decía que en los de gestión pública sólo se ven los médicos en la puerta, no trabajando. Naturalmente era en una de las cadenas sucursales de Teleaguirre, la cólera de Dios, pero ahí estaba, sembrando. Me pregunto a qué hospitales irá esa pájara, qué gana o si sólo considera más "chic" ir a uno de gestión privada. 
Ojo, no confiarse, tienen preparado otro zarpazo, ¿después de las europeas?, ¿después de las municipales autonómicas? No lo sé, pero están ahí, las alimañas listas para acabar con el más débil. Confiar en ellas es como aquella fábula de la serpiente, de ellas sólo cabe esperar lo peor. Ante ellas, España más que ningún país debería saberlo, no cabe bajar la guardia o lo pagaremos muy caro. Al fin y al cabo son los nietos del señorito y el cacique.




4 comentarios:

  1. JOAQUINITO , sin duda tienes razón pero disfrutemos esta victoria aunque solo sea la del primer asalto.

    ResponderEliminar
  2. Nos sueltan un poco de sedal para que nos vayamos agotando. Toda la razón, Joaquin. Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. En pocas cosas creo ya, a parte de que un pesimista es un optimista bien informado.

    ResponderEliminar