Páginas vistas en total

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Simbolismos navideños 2: El Gallo

 Ilustración divertida de la más simple de las interpretaciones del tema: el gallo, con su ya célebre indiscrección, hubiera sido el primero en saber del Nacimiento y lo kikireó a todo el mundo, primero a la mula y el buey y luego a los pastores. De ahí su presencia en el Portal.



Hoy hablamos de otra figura del tradicional Pesebre, sin tanta parafernalia como  el caganer dichoso, sin tanta carga como los pastores y que, normalmente no vemos en los grandes Belenes, no por qué no esté sino por que pasa desapercibido. En los nuestros, los caseros no es pieza imprescindible ni se tiene en cuenta habitualmente y aunque lo coloquemos si tenemos suficiente espacio, nunca en el lugar adecuado ni con el sentido debido. Me estoy refiriendo a la gallarda figura del gallo.
De entrada no nos puede sorprender que el Gallo tenga mayor importancia de la que nos parecía al verle en el gallinero de la granja que ponemos en la esquina llena de pollitos y demás, cuando la misa de Nochebuena es llamada Misa del Gallo. Wiki nos resume la cosa más o menos así:   Sixto III (siglo V d.C.), introdujo en Roma la costumbre de celebrar en Navidad una vigilia nocturna, a medianoche, “en seguida de cantar el gallo”, en un pequeño oratorio, llamado "ad praesepium", "ante el pesebre", situado detrás del altar mayor de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma. Esta expresión se debe a que los antiguos romanos denominaban el Canto del Gallo al comienzo del día, a la media noche. Se quedó con el nombre de Misa de Gallo la misa que se celebraba a esta hora.” Vayamos un poco más allá. Santa María La Maggiore en Roma está construida sobre un templo a la Diosa Frigia Cibeles cuyo amante, Atis, se autocastró enloquecido por la diosa que, arrepentida hizo que se encarnara en un pino siempre verde. O sea, que al igual que los resucitados por Esculapio, hijo de Apolo, dios de la Medicina y a quien hasta Sócrates ordenó ya con la cicuta dentro que se sacrificara un gallo, Atis muere y renace y lo hace “acompañado”, por así decirlo, de un Gallo.  Aunque como animal doméstico, o casi, el gallo sufre una especie de poder  sobrenatural en estos casos tiene un papel (aunque suene gordísimo) de psicopompo, osease: ser que acompaña al alma a un nuevo renacer. Si a eso añadimos la evidente carga solar del animal –incluyendo aquel asuntillo con Ares, Afrodita y Hefaistos-, que las celebraciones de Atis se celebraban en el equinoccio de Primavera, como las de Adonis, que también tiene una muerte “genital” y que vienen a coincidir con nuestra Semana Santa. Por otro lado para que el cristianismo fuera definitivamente adoptado por Constantino como religión oficial del Imperio romano hubo que hacer ciertas concesiones a los cultos solares que estaban bajo sus muy diversas formas en la sociedad romana (incluyendo las orgiásticas lupercales), concesiones que se asumieron pronto por el cristianismo y que hay que mirar dos veces para darse cuenta de que no le son propias.
Sumando todos estos elementos tenemos en el gallo de nuestros pesebres que debería ocupar un lugar más destacado un elemento esotérico de primer orden al ser heraldo, no solo del Sol, sino del nuevo tiempo que la llegada del Mesías. Pero no sólo heraldo sino también compañero del camino hacia la luz que con él llega.
Existe siempre la lectura puramente cristiana, normalmente bastante más siniestra, que aquí cabría al considerarse la aparición del gallo como prefiguración de la aparición evangélica del gallo durante la pasión de Cristo: las tres negaciones de Pedro, piedra angular de la Santa Madre Iglesia, pudiéndose interpretar así como emblema de permanencia del nuevo mensaje que llega con el niño al portal.
 

Pongo este portal como ejemplo de donde debe estar situado y donde casi nunca lo colocamos el gallo en nuestros pesebres domésticos. Arriba, a la derecha sobre el tejado del portal le vemos.

1 comentario:

  1. Me ha encantado esta entrada. Qué pena que al no saber yo de la importancia del gallo en mi nacimiento, cuando era niño, lo colocaba allá a lo lejos con la gallina y sus pollitos. Lo que tu no sepas... Bueno quizá no sepas de la importancia del loro:

    http://www.generoful.blogspot.com.es/2009/12/el-portal-de-belen.html

    Te deseo una feliz noche y lo mejor para el nuevo año.

    ResponderEliminar