Páginas vistas en total

miércoles, 22 de febrero de 2017

El Pensador también está desnudo

Pues bien;: tenía yo pensadas y esceitas dos entradas continuando con el tema del amor cuando, de pronto me acordé de un viejo refrán, un tanto obsceno, pero no por eso menos real: "¿Que sabrán de mierda si nunca la han comido?, os ruego perdonéis esta expresión, ya sabéis que no es precisamente mi estilo. Brutal pero seco, directo y demoledor. En la entrada anterior hablaba como si yo supiera algo de amor. Nada más lejos, entre las puertas que me cerraron y las que me cerré yo solito nunca lleguè a conocer el amor. ¿Quien soy yo pues, para decir nada sobre el tema? He sido y soy espectador interesado de un juego que no acabo de comprender y del que no conozco ni las reglas ni el objetivo. Soy muy observador pero me da que no tanto. Alguien dijo una vez "nada sobrevive a ser pensado" y yo pienso el amor, como todo y, efectivamente, nada sobrevive a ello. Tengo entendido que lo del amor no va vía pensamiento sino por el del sentimiento, algunos lo llaman "corazón". Casi es como si hablara de los deportes marcianos: tampoco tengo ni idea.
Las entradas que tenía escritas han quedado ahora vanas y más propia de quien habla ex-catedra, o sea, de una pedantería indecente. Las dejaré por ahì, rodando, por si alguna vez...nada, nunca se usaraán esos papeles y lo prefiero. Igual que prefiero haberme dado cuenta de lo incapacitado que estoy para hablar de amor. Me limitaré a seguir esperando "la espina de una pasión" de Machado. Quizás todavia haya tiempo antes de caer en la decrepitud.
No es una entrada muy alegre pero nada es alegre cuando se tiene que reconocer que te has equivocado y, lo que es peor, que no eres nadie para hablar del tema. En fin, amigos, os deseo a los que tienen amor que lo gocen y lo cuiden como a la orquidea más delicada, y a quienes como yo no lli tienen que gocen y cuiden como a la orquidea más delicada todo lo demás. Puede que falte un actor, el protagonista, pero nosotros seguimos en el escenario y la obra continúa ¿por que mno hacer una comedia sin protagonista? A falta de pan....

2 comentarios:

  1. Aquí el único que sabe del amor es Luis Aguilé, que se hartó de decírnoslo y, lo que es peor, cantárnoslo. Y el que crea que ya lo sabe todo es que no sabe nada. Yo llevo yendo a clases toda la vida y todavía no me entero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar