Páginas vistas en total

miércoles, 25 de agosto de 2010

Herencias, legados y asuntos semejantes. (Entrada casi demasiado personal)

A Leopoldino Alcáraz de las Altas Torres y Bajas Chabolas le cayó en herencia unos amplios olivares que convirtió en un campo de golf y hoy vive en las Bahamas de las rentas y defraudando impuestos.
Ernestina de la Parda Peña y de la Peña Parda heredó un espejo tallado del s. XVIII de valor incalculable que cuelga en su salón y ante el que pasa horas de deleite convencida de la inigualable belleza de su persona.
A Deogracias de Navalpellote del Marquesado le tocó en herencia toda la la flota de su tío el naviero que nunca dirigió la palabra a Onásis por ser éste un pobretón y desde entonces anda Deogracias sumido en una orgía inacabable de sexo, sexo y sexo ¿para que más? se pregunta él.
Don Dacio Momileo del Asiento Fijo heredó más de cien pisos en el centro de Madrid y hoy está en paradero desconocido y tan sólo de vez en cuando la familia recibe fotos desde los lugares más insospechados con el propio Dacio sacándo la lengua.
Sin duda os habréis preguntado por que no he participado en absoluto en niguno de los blogs en los que suelo hacerlo, o por que la tardanza en continuar mi serie de entradas veraniegas. Muy simple: he ido a recoger mi herencia. Una herencia que como muchas, sabes que ha de llegar pero te pilla siempre de sorpresa.
Os preguntaréis ¿pero qué ha heredado este zagalón?, ¿sería conveniente dejar a mi pareja y tirarle lo tejos por si cuela?, ¿Una isla griega? o mejor aún ¿una isla gallega?, ¿una flotilla aérea?, ¿los derechos de Belén Esteban?, ¿la dentadura de Winston Churchill, pero la de verdad? ¿El Santo Grial?, ¿El Arca perdida?,
¿el plano de El Dorado?, ¿La fórmula contra la calvicie?
Pues no, señores. Algo mucho más gordo. He ido a cobrar mi herencia que ha consistido en... un infarto de miocardio importante, definido esta misma mañana por los galenos como "Peazo infarto has tenido, zagal". El caso es que no tenía factores de riesgo -mi ya comentado sobrepeso no es escesivo- sólo mi herencia genética. Esto es una herencia, cojones, y lo demás gilipolleces.
El pronóstico es bueno, hay que esperar, claro, pero parecen bastante tranquilitos y ya sabemos que los médicos no suelen pillarse lo dedos con afirmaciones vanas. Me encuentro bien pero me siento como un jarrón de cristal de Bohemia en medio de un partido de rugby.
Ya os dije que era demasiado personal pero como alcalde vuestro que soy bloguero que soy me parecía que os debía una explicación de mis retrasos pero también por que cuando empecé esto me preguntaron que quería hacer y dije una sola palabra: expresarme. Y eso estoy haciendo.
He encontrado esta imagen que es, más o menos expresiva de como me han dicho que tengo el corazón ahora mismo: en obras.

11 comentarios:

  1. A cuidarse muchachote.
    Creía que estabas disfrutando de unas paradisiacas vacaciones.

    Si yo heredero algo, seguramente será también genético ya que en lo material no tengo participaciones y tíos en América….tampoco o al menos reconocidos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buf, hijo mío, me alegro de que el pronóstico haya sido bueno, porque vaya susto, madre mía. Cuídate mucho, pero mucho mucho, eh??

    Eso sí, lo has contado con todo el arte. Como te vuelva a leer que no tienes talento para contar estas cosas, como cuando lo de la piedra....grrrr.

    Un besote y mucha salud.

    ResponderEliminar
  3. Vaya susto. Yo también te hacía de vacaciones.
    Esto te ha quedado muy gracioso pero prométeme que te vas a buscar otros temas de inspiración.
    Y cuídate, cuídate, cuídate.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestro interés (y elogios) eso de cuidarme se me da bien: no he hecho otra cosa en mi vida. En fin, que ando entre algodones y con la confianza de lo que me dijo el médico "ni tiene por que volver a darte (hay muchos datos sanos según lo poco que entiendo) y tienes menos riesgo que cualquiera por que estás con la alimentación adecuada y con la medicación adecuada".
    Eso si que lo prometo: no buscaré temas de inspiración de esta manera.

    ResponderEliminar
  5. Hola.. uf... ya sabes tienes que cuidarte y no hacer excesos..

    Te traigo un enlace para tu tranquilidad...

    http://es.wikipedia.org/wiki/Calle_de_Alcal%C3%A1

    Un saludo de buen fin de semana y miles de gracias por tu comentario... un saludo

    ResponderEliminar
  6. joer, chico, lo siento.... no podía ni imaginarlo, pero que cosas que ya estés por aqui, no? Eso debe ser buena señal.

    Siempre he sostenido que las herencias tienen algo de injusto, nadie debería tener lo que no ha ganado con su trabajo (menos cuando herada uno mismo, claro) pero al leer esto, incluso las herencias de uno ya son injustas tb.

    Espero que te mejores, siempre dicen también, que el que tiene un infarto y lo pasa, luego vive muchos años, pq ya están muy vigilados y atendidos. Ya sabes, cari, a comer con menos sal y a pasear, que mi abuela cada vez que ve a uno paseando me dice siempre lo mismo: ves, otro infartado!, claro que mi abuela es un fantasma.

    Bezos.

    ResponderEliminar
  7. Balovega: lo malo es que no he hecho un exceso en mi vida. Si por lo menos los hubiera hecho....
    Thiago: eso he oído yo también y te recuerdo que las abuelas fantasmas si encima son galleguiñas siempre pero siempre tienen razón.
    Un abrazo y gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  8. No me asustes, que mi padre tuvo también dos infartos.. aunque de momento no he recibido la herencia, ni falta que hace. Sí me ha legado los dolores de estómago que él tanto sufría.

    No nos conocemos apenas, pero me gustó tanto recordar lo de las barajas de familias que he vuelto a ver que te contabas. Hubiera preferido que fuera otra cosa, pero ya veo que estás de buen humor, y seguro que enseguida te pones bien.

    Así que ánimo y un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pues nada a cuidarse un poquito y a tirar para delante, hace unos cuantos años yo ya tuve el mio, y ya ves aquí estoy, claro que al principio te meten tanto miedo en el cuerpo que no sabes que hacer, luego aprendes a tomarte las cosas con calma y a disfrutar de la vida. Así que ánimo y para delante.

    ResponderEliminar
  10. Justo: un grano no hace granero, la herencia viene de que son tooodos los granos de una familia. Me alegra mucho que aquella baraja que tan importante fue para mí lo fuera también para otros (y que se atrevan a reconocerlo). Un abrazo.
    Pe-jota: lamento que te diera y, sí, es cierto, ahora se está un poco como vaca sin cencerro. SIn saber por donde tirar. Intento tomarme las cosas con calma pero para alguien como yo que me tenso incluso cuando me hacen una foto ya imaginaas que no es fácil. Un abrazo
    Gracias por leerme, vuestros buenos deseos compañía.

    ResponderEliminar
  11. Hola....¿todo bien por ahí? Que como llevas unos días sin aparecer, uno (que no es nada alarmista en general) ya no puede evitar preocuparse. Manifiéstate, plisssss.

    Un besote.

    ResponderEliminar