Páginas vistas en total

domingo, 20 de noviembre de 2011

Poema ¿infantil?

Lo leí hace un montón de años en un libro de cuentos desvencijado y roto que me prestaron y no sé por que últimamente se me viene mucho a la cabeza, sobre todo en los telediarios y demás.
EL RATÓN DENTRO DEL QUESO
(Pablo de Jérica)

Mientras en guerras
se destrozaban
los animales
con justa causa,
un ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
estaba siempre
dentro de un queso.

Juntaban gente,
buscaban armas,
formaban tropas,
daban batallas:
y el ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
siempre metido
dentro del queso.

Pasaban hambre
en las jornadas,
y malas noches
en malas camas;
y el ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
siempre metido
dentro del queso.

Ya el enemigo
se ve en campaña;
al arma todos,
todos al arma;
y el ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
siempre metido
dentro del queso.

A uno le hieren,
a otro le atrapan,
a otro le dejan
en la estacada.
y el ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
siempre metido
dentro del queso.

Por fin lograron
con la constancia,
sin enemigos
ver la comarca;
y el ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
siempre metido
dentro del queso.

Mas ¿quién entonces
lograra alcanzar
el premio y fruto
de tanta hazaña?

El ratoncillo,
¡qué bueno es eso!,
que siempre estuvo
dentro del queso.

2 comentarios:

  1. Una especie de esperar y ver pasar a tu enemigo, luchas, desavenencias y la casa sin barrer, vivimos en medio de un ruido ensordecedor, pero nadie quiere mirar la realidad.

    ResponderEliminar
  2. Para mí que ese ratoncito era banquero, porque pase lo que pase en el mundo ellos siempre están a refugio en su queso. También pudiera ser clérigo, porque estos siempre se alían con el poder, sea del color que sea, y siempre acaban sobreviviendo a todo. En fin, como se suele decir, ese ratoncito era un tío listo, jeje. Por cierto, me encanta la nueva cabecera. Saludos.

    ResponderEliminar