Páginas vistas en total

sábado, 9 de abril de 2011

Temas japoneses, pero triple X en esta ocasión.

Remate de empuñadura de sable o puñal
Netsuke
Hoy nuestra querida Balovega ha hecho una entrada preciosa con algunas de las imágenes más bellas del arte del grabado japonés, mujeres de Utamaro, algo de lo más exquisito que se puede contemplar en el mundo del Ukiyo-e, o mundo flotante, entre otras cosas por que los barrios de placer ardían como la yesca cada dos por tres y todo tendía a ser efímero y superficial. Espero que Balo no se enfade conmigo por que se me haya venido a la cabeza esta travesura que no es sino mostrar otra de las facetas de ese mundo flotante que tan exquisito es y tan bien ha sabido ella retratar en una pocas imágenes.
El tema que recojo es algo sorprendente pero responde a varias tradiciones japonesas muy profundas: primera, las célebres pescadoras de perlas que, semidesnudas, se sumergen en las aguas que tantan literatura han creado; segunda, el erotismo vivido como algo absolutamente natural, de hecho si os fijáis bien las criaturas que son atrapadas por el pulpo no parecen sufrir en absoluto, más bien todo lo contrario; tercera, la tradición de plasmar gráficamente esa naturalidad con obras de arte de gran altura -espero en algún momento hablar de los celebérrimos shunga-; y cuarta, el encuentro con el monstruo que forma parte de la cultura japonesa hasta hoy mismo, Godzila sólo podía nacer allí, con bomba incluída, pero en un país expuesto como lamentablemente estamos viendo a tantos desastres naturales y en el que, curiosamente, no existen en libertad animales grandes y peligrosos tipo tigre sino como mucho zorros, tenía que encontrar su galería de monstruos y el pulpo cubre aquí una función un tanto ambigua. Por cierto, excepcional o muy poco corriente es la última imagen que me parece es contemporánea y por tanto, sólo residualmente perteneciente al Ukiyo-e.

7 comentarios:

  1. Excelentes imágenes! Muy interesante tu entrada, con mucha información sobre ese oriente tan incomprensible, en algunos momentos, para nosotros.

    BESOTES AMIGO Y BUEN FINDE!!

    ResponderEliminar
  2. jaj la verdad es que, venciendo cierta repulsión natural y pensando que el pulpo como mejor está es "a la gallega", hay que reconocer que un pulpo puede ser un buen amigo de juegos sexuales, y de hecho por algo se dice eso de "se agarraba a mí como un pulpo" y tal y cual, jajaa


    Bezos.

    ResponderEliminar
  3. Me extrañé cuando al entrar en tu blog me salió la Advertencia de Contenido. Ya caigo (jajajá). Pues no sé si en Occidente hay un equivalente a esto, pero es fabuloso. Yo sólo conocía El Imperio de los Sentidos, pero ya voy viendo que en Japón existe una refinada cultura del erotismo. Está también el manga porno, pero resulta esperpéntico, y tiene más que ver con gustos modernos. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante este giro al mundo flotante y las imágenes de este genial Utamaro. He visto muchas ilustraciones eróticas del arte japonés pero esta especialidad del pulpo a feira no la conocía. Que el pulpo ya se ve pero la feria va por dentro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Stan: como siempre gracias por tus palabras y un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Thiago: sí reconozco que tiene su morbo, pero lo que más tiene es el elemento sorpresa.
    Rober: no pretendo que el blog sea sólo para adultos pero estas imágenes en concreto mejor advertirlas y tampoco es justo arrinconarlas, ya sé que la mayoría de los menores no sólo no se escandalizarían sino que enseñarían al pulpo unas cuantas técnicas más.
    Lo más parecido que tenemos en occidente a esto es King Kong y mucho va de lo uno a lo otro.
    El erotismo japonés tiene dos rasgos esenciales y excluyentes de alguna manera: refinamiento y naturalidad. El manga no es más que la evolución lógica de antiguos libros de grabados y de ciertos mitos-sueños-literarios-eróticos que occidente no comprende en su plenitud.
    Uno: es un tema relativamente frecuente en los grabados aunque ni mucho menos llega a ser género y es además uno de los temas en que diferenciar entre erotismo y porno resulta más complejo.
    De todas formas en España siempre pensando en comer: Thiago a la gallega, tú, a la feira, caramba, y eso que fue el profeta del mundial.
    Un abrazo y gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  7. Con el Shunga, Japón eleva el erotismo, en muchos casos, a las mayores cotas de belleza plástica. Obras que en la época de Edo se vendían con toda normalidad. Por eso Japón sigue y seguirá generando tanta fascinación, aún en estos días y ante las presentes desgracias tenemos el convencimiento de que saldrá adelante.

    ResponderEliminar