Páginas vistas en total

martes, 15 de julio de 2014

Pedro Sánchez o La vida es puro teatro (La función debe continuar)

 La rosa mustia del PSOE ha elegido a su nuevo líder. Que conmovedor, primarias o casi para elegir a un "Presidenciable", en esta foto le vemos ya retratado como tal. Los asesores de imagen cada vez se quiebran menos la cabeza o es que el elector traga con carros y carretas. Viéndo la foto no hay nada que la diferencie de las de un Kennedy en campaña. Lamenteibol.
Y no es que me importe, digo, no es que tenga yo nada en contra de este rapaz. Líbreme San Ciprián de tener prejuicios contra él. Cousiñas si que tengo, sí, pero nada importante. He usado estas frasese en tono galaico por que estoy como el clásico gallego -al fin y al cabo la mitad de mí lo es- que no sabe si subir o bajar la escalera. A ver, uno es de Madrid,  mire usted, y uno, que se traga informativos a peroladas no había oído ni una palabra salida de la boca de este presidenciable hasta hace unos meses. Que sí, que trabajaría mucho dentro del partido, dentro de la CAM aguirrista. Que vale, pero que no apareció -como el conejo de la chistera o de la pamela- hasta el momento justo dando un quiebro de recortardor y dejando con tres palmos de narices a Madina, uno de los pocos españoles a quien el PP no puede llamar proetarra, pero con un evidente apoyo del APARATO OFICIAL, lamentablemente la gestión de Rubalcaba estos años no es un buen respaldo para nadie. El APARATO que parece apoyar a Sánchez parece ser el andaluz, tradicional feudo del partido. Bien, lógico, coherente, mina de votos, etc. pero hay un algo que como a cualquier casi nacido en Ministriles me huele a "puchero enfermo", a nueva oligarquía caciquil en las autonomías incluso dentro de estos partidos que se supone "progresistas".
Repito que nada tengo contra el personaje y apenas le he oído hablar -eso sí que lo tengo, como madrileño me hubiera gustado oír a alguien de la oposición, él, por ejemplo, defenderme de los ataques y vejaciones a las que nos sometió y somete Aguirre y su delfín, no he de quejarme que aquí aquel refrán de "otro vendrá que bueno me hará" siempre se cumple y Dios sabe que plaga bíblica nos espera tras ellos-, pero en realidad esta entrada no va de Pedro Sánchez sino de teatro.
La vida es puro teatro, dijo alguien, la función debe continuar, dijo otro alguien y sobre todo alguien escribió una bella melodia (de Broadway, por supuesto) que "no hay negocio como el negocio del espectáculo"; y como uno ha visto muchas pelis, ha leído muchas novelas y mucho teatro, he leído tanto que me he leído a Maquiavelo -que tiene su mérito- e incluso algunas cosillas de Confucio -que tiene bastante más mérito-. Como uno tuvo la desgracia de haber vivido la era teatcher -profeta del neoliberalismo más asesino y destructivo incluso viniendo de un país como Inglaterra donde algunos de los héroes nacionales son un pirata y un destripador- pues se sabe la función y como estoy lleno de mala intención os voy a contar la pieza.
Tras el intento frustrado por el sueño de las Azores del Aznar, con la llegada del Registrador se puso en marcha a toda velocidad un proceseo destinado a desmontar el estado, que no quede piedra sobre piedra ni contrato firmado que se cobre. Las órdenes son taxativas y puede que lleguen del Reichstag o del club ese misterioso, o de los siete sabios de Alejandría, o de esas estructuras fantasmales sin ópera llamadas "Mercados" o lo que seríua aun más aterrador: de Confucio y sus principios. Pero vengan de donde vengan hay que cumplirlas, por eso la rosa mustia, en realidad, no lucha por lograr el poder, quiere que el trabajo sucio lo acabe quien está verdaderamente interesado en él o si no, tendría que hacerlo ella. Por eso no se presenta batalla seria y este presidenciable no es sino el comparsa del fracaso PSOE de las próximas elecciones, luego se abrirá un nuevo proceso que dará paso a un candidato que sí presentará batalla, eso si a esas alturas no ha habido un decretazo eliminando eso del voto tan del siglo pasado. Aventuro que será candidata, signo de igualdad y progresía, se presentará como redentora del Estado al que con sus silencios están ayudando a desmontar y nos concederán las migajas acordadas previamente. Nosotros, plebe cada vez con menos capacidad de reacción y de pensamiento, según los informes educativo-pedagógicos, diremos "Oh, gracias" y volveremos a comulgar con las ruedas de molino de un más que falso progresismo ya que el de verdad, el del pensamiento, el de la visión social del Estado y el de los derechos mínimos de un ser humano por un lado y del humano trabajador -cobrar un sueldo, tener un horario, frivolidades como estas-, no lo encarna hoy por hoy nadie. Y esa maravillosamente trabajada falta de formación entre las generaciones cuyos papás no los pueden sacar a estudiar a Yankilandia o Suiza o donde corresponda, garantiza que no se vaya a encarnar en nadie que no sea fácilmente descalificable, recalificable o comprable.
No sé si me entienden, no sé si me explico.

3 comentarios:

  1. Sinceramente, mas de lo mismo. Cambiemos todo para no cambiar nada.

    ResponderEliminar
  2. Alucino cuando se esgrime "conectar con el electorado" con tanta desfachatez. Ni una idea nueva: "lo que tu digas, chato".

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente creo que es algo peor que todo eso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar