Páginas vistas en total

miércoles, 10 de febrero de 2016

Memoria histórica madrileña o ya era hora pero no hagamos el indio

Menuda se están trayendo con la tontería de las calles. A ver, esto tenía que haberse hecho en 1978-80 y no un montón de años después. Por otro lado creo que el asunto calles tiene una fácil solución: la calle que tenía nombre anterior se le devuelve, Paseo San Vicente por ejemplo pero las calles de nuevo trazado que nacieron con los nombres franquistas, con perdón, creo que deberían conservarlos, al fin y al cabo Madrid y sus calles siempre han sido un manual de historia en sí mismos. Reconozco que faltan calles con gentes del otro lado, lease republicano, pues según vayan naciendo se les van dando nombres adecuados. 
Otra cosa: Plá, Dalí o Múñoz Seca son personajes valiosos en sí mismos, al margen de sus ideas políticas, no comprendo a Santo de qué querer eliminar esos nombres siendo, sobre todo Dalí, una figura universal. 
Apartado monumentos. Leo que va a levantarse otra escultura a Tierno Galván, no sería yo quien se opusiera si hubiese medios. Para mí es, quizás el último político que dio algo de dignidad al oficio y siento veneración por él, ya sé que alguien sabrá algo siniestro sobre él pero yo no lo sé y sigo teniéndolo en un pedestal. EL caso es que no hay medios. Cierto que su estatua no es muy visible. traládese y punto. Por otro lado una vez eliminadas las imágenes del tirano, no creo que queden demasiadas cosas odensivas. Tan mártires de la guerra fueron las trece rosas como los carmelitas que recuerda la placa del cementerio de Carabanchel. Quizás la clave no esté en quitar sino en poner, entre los vencidos también hubo personajes ilustres que merecen su placa y su moumento, que hay sitio. Madrid Río carece de elementos decorativos por ejemplo, pero no ahora que no tenemos un céntimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario