Páginas vistas en total

martes, 11 de marzo de 2014

11-M diez años.

Diez años. Soy de los muchos o pocos que no tuvo o tiene a nadie afectado conocido más o menos lejanamente, pero aún así no he sido capaz de pasar la página. El mundo, mi mundo, mi ciudad jamás ha vuelto a ser la misma a mis ojos. Lo único que permanece son los buitres.

6 comentarios:

  1. Nunca se debería dejar caer en el olvido una cosa así. Estuve viendo en la tele el homenaje, y me di cuenta que los cipreses están ya muy crecidos. Sin duda, ya ha pasado mucho tiempo, aunque parezca ayer. Sí, y, por desgracia, los buitres siguen aquí, tan felices como siempre, y sin reconocer su parte de culpa, que es mucha, por no decir casi toda. Un abrazo, Joaquín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sembraron los cipreses demasiado pequeños y es buena tierra y el Retiro está dentro de todo muy cuidado, vamos que no han pasado tantos años. Diez años no son nada, en realidad, y menos cuando el mundo se para excepto para algunos que ven, vieron y veran a las víctimas, en el fondo a nosotros diciendo como el grabado de Goya: "Si son de otro linaje".
      Hay quien dispara, hay quien toma la decisión de disparar y hubo quien decidió ponernos en la díana. Que cada quien distribuya culpas.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con ambos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué gentuza carroñera. Qué asco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Lo malo es que los carroñeros lo son para comer, estos sólo para hacer todo el daño que puedan, incluso después de muertos como el Cid, siguen jodiendo y tenemos ejemplos todos los días en la información.
    Como madrileño comprendes más el cieno hediondo en que nos mantienen esas alimañas.
    Un abrazo lloroso y con poleo contra el estómago revuelto.

    ResponderEliminar