Páginas vistas en total

miércoles, 16 de enero de 2013

Letanía de Madrid (homenaje a Ramón) y 6

Madrid es: que sean necesarios los bomberos para descolgar a La Paloma.


Madrid es: morir en los puentes.

Madrid es: ovejas sueltas en Alcalá.

Madrid es: el prometido e inexistente monumento a los bomberos muertos en Saldos Arias.

Madrid es: vagones reventados.

Madrid es: la consciencia del bombardeo.

Madrid es: vivir entre dos destrucciones.

Madrid es: portales siniestros y portales egregios juntos e igualmente inadvertidos.

Madrid es: olvido.

Madrid es: una mercería en La Prospe.

Madrid es: que casi ningún madrileño reconozca a la Virgen de Atocha.

Madrid es: que en la ofrenda floral a La Almudena haya que dejar las flores en un contenedor.

Madrid es: que nadie conozca el himno oficial.

Madrid es: una caña de cerveza.

Madrid es: incomprendidos bocadillos de calamares en Casa Rua, El Brillante, La Campana.


Madrid es: una manifestación.

Madrid es: parejas de monjas en torno a Mayor.

Madrid es: que las flores sólo alegren la ciudad en Difuntos.

Madrid es: un tío en Alcalá (ni es tío ni es ná)

Madrid es: el Tío la Lista, La Loca la Buhardilla, el Calborota La Vecindad, la Fiera Corrupia

Madrid es: una mujer calcinada en su silla de ruedas.

Madrid es: un bebé abandonado en un contenedor.

Madrid es: que no exista Alvarado.

Madrid es: una tortilla de escabeche.

Madrid es: el ratoncito Pérez en durmiendo en la calle del Arenal

 
Madrid es: rojo inglés.


Madrid es: una vieja puta llena de putas viejas

Madrid es: Flor Alta, Válgame Dios, Rompelanzas, Cedillo del Condado, El Pez, Don Pedro, Las Aguas, Elfo, Melancólicos, De los Ciegos, Ternera, Pelayo, La Palma, Dulcinea, Españoleto, Miguel Servet, Greco, Ave María, El Oso, Lealtad, Amnistía, Espejo, Independencia, León, Tintoreros, Hileras, Priora, Delicias, Esperanza, Humanitarias, Codo, Rollo, Leganitos, Santiago el Verde, Ventorrillo, Santa Ana, Princesa, Seminario de Nobles, Clavel, Miraelrío Alta, Sombrerete.

Madrid es: La Chata en Rosales, Galdós en el Retiro, Valle en Recoletos y un barrendero en Benavente.

Madrid es: un recuerdo.

Madrid es: Maravillas, San Miguel, La Cebada, Tudescos.

Madrid es: un mercadillo sorpresivo cada día.

Madrid es: la agonía de una eterna despedida.

Madrid es: la bandera arcoiris en un tejado de la plaza mayor.

Madrid es: una sonrisa inesperada de una desconocida.

Madrid es: puñaladas por unos plátanos gratis.

Madrid es: un grito en la procesión de La Paloma “Que viva el cuerpo de los bomberos”

Madrid es: un tanatorio de lujo en medio de una verbena.

Madrid es: una guerra civil larvada entre merengues y colchoneros.

Madrid es: moratón y chichón debajo de la rodilla por el golpe en un bolardo mientras miras lo alto de algún edificio (aportado por el Deme)

Madrid es: escuchar “en Madrid no pasa nada y si pasa, se le saluda”

6 comentarios:

  1. Madrid es: un hombre paseando una soleada mañana de domingo mientras recopila mentalmente peculiaridades de su ciudad para componer con ellas una letania.

    ResponderEliminar
  2. JOAQUINITO, eso de que "Alvarado no existe" te puede costar muy caro. Y no es una amenaza, que yo soy de Estrecho, pero conozco como se las gastan los de Alvarado.
    Estupendo como siempre. Me encantan tus letanías. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un suma y sigue de situaciones que definen los espacios comunes de encuentro y enfrentamiento.

    ResponderEliminar
  4. David, pues sí, y también escuchar las de otros observadores.
    Uno: pues es que mi familia era de allí mismo, cerquita del cine Europa, cuando enumeraban estaciones de metro se saltaban siempre Alvarado, como mucho la referencia era El Rey Mago. De ahí esa afirmación.
    Javier: pues sí, es así desde un punto de vista lírico, personal y desde el desamor enamorado y adictivo de un hombre por su ciudad.

    ResponderEliminar
  5. No se como están los limites territoriales pero no estoy muy seguro de que El Rey Mago sea de Alvarado. Ten cuidado ahora con los de Estrecho.

    ResponderEliminar
  6. Uno, joder, que peligroso me está resultando Bravo Murillo. Menos mal que el mercado Maravillas no creo que levante pasiones y casi que me acojo a sagrado al mencionarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar