Páginas vistas en total

domingo, 5 de septiembre de 2010

Manifestación (de la que no os enteraréis por otros medios)

El día 11 de septiembre, sábado, tendrá lugar la manifestación anual de reivindicación de los derechos y necesidades de los colectivos de discapacitados. Nacerá en la plaza de Jacinto Benavente y acabará como siempre en la Glorieta de Atocha. Os lo digo por que ningún medio suele recogerla y mucho menos anunciarla. Al fin y al cabo el discapacitado ni tiene una gran capacidad de consumo ni son una fuerza de voto consistente, por tanto ¿para que prestarles atención?
La imagen es antigua, de los años 50 o 60 y recoge el "tratamiento" que se daba a una enfermedad que pronto y gracias a la vacuna fue olvidada: la poliomielitis. Ataca la médula y según la fuerza con que lo haga se pierde movilidad de los miembros llegando incluso a perder la capacidad respiratoria. De 1956 a 1963 hubo en España 14000 afectados reconocidos oficialmente, hubo regiones donde por decreto no hubo polio, de los cuales 2000 murieron a consecuencia de ella. La enfermedad sigue viva e incluso ha resucitado en, por ejemplo, Irak, consecuencia más de la fotito de las azores.
Una vez la vacuna se extendió la atención a los afectados simplemente desapareció, dejaron de existir oficialmente. Ahora esos afectados sufren una secuela inesperarada: el síndrome postpolio que supone hablando en román paladino que el organismo ha forzado las neuronas que quedaron vivas y se han agotado, con todo lo que ello lleva consigo. No está reconocido como enfermedad, por lo menos no oficialmente y la supervivencia económica de los afectados depende de la actitud más o menos abierta de los médicos que les toquen en suerte.
Unos pocos datos más: no existe un censo de afectados, no existe un seguimiento de los afectados, no existe casi ni la memoria de los afectados pues estudiantes de especialidad de medicina me he encontrado que desconocían su existencia.
No es la primera vez que hablo aquí del tema, lo sé, pero que dentro de un colectivo olvidado como es el los discapacitados (buscad información en los medios sobre la manifestación y veréis el caso que les hacen) exista otro al que prácticamente se le niega hace que me hierva la sangre. Sobre todo por que los afectados siguen vivos y tienen en torno a los 50 años, o sea, aun jóvenes pero se van quedando arrinconados un poco más. Además hay un gran síntoma con el que los afectados han convivido siempre y se obvia de un modo descarado: el dolor. Cualquier arrechucho que en una persona sana sería tolerable en ellos se manifiesta con niveles de dolor altísimos, por ejemplo un parto. Este hecho debería ser atendido y tenido en cuenta: no lo es oficialmente y el facultativo se encuentra prácticamente sin armas ante esa situación.
Pues a ese colectivo se le olvida incluso en revistas especializadas en discapacidad así que podéis haceros una idea del panorama que tienen por delante.
No es el único colectivo en tales circunstancias, otros hay de enfermedades incurables, raras etc. pero sí es el único al que la salvación de muchas generaciones condenó al olvido a las anteriores.
La discapacidad es algo a lo que todos llegaremos si llegamos a viejos, y desgraciadamente nadie está libre de nada, así que no estaría mal que desde blogs no centrados en ella dejáramos oir e hicieramos resonar cosas como la manifestación del día 11.

4 comentarios:

  1. Conozco la polio y los estragos que causó, por mi edad seguramente, y me extraña lo que cuentas sobre el desconociminero incluso de los médicos. Una prima mía que tiene exactamente 50 años la sufrío y tiene una leve cojera pero en su caso no tuvo mayores consecuencias y siempre hizo una vida perfectamente normal. Tuvo suerte, supongo. Es cierto que si no eres un colectivo lo suficientemente numeroso para que tu voto signifique algo es muy dificil hacerse oir. Es asqueroso.
    Gracias por recordárnoslo a todos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es terrible. Bueno, realmente lo mejor de tu post es que sea una enfermedad erradicada y que la vacuna sea obligatoria y eficaz.

    Eso si, que están abandonados es un hecho, como tantos discapacitados. Y, como tú bien dics, hoy con los años que se vive, todos acabaremos de alguna manera con alguna incapacidad. Vivos, pero incapacitados, pero ya ves, la ley de la Dependencia patinando por falta de medios. Lo de siempre.

    Bezos.

    ResponderEliminar
  3. Te aseguro que jamás había escuchado sobre esta enfermedad. Sé que la polio, con la aparición de la vacuna oral del Dr. Sabin prácticamente desapareció, pero no tenía idea que existía este horror. Tengo un par de amigos médicos, les voy a preguntar si saben algo.
    Loable tu post por la difusión de estas cosas.

    Mil gracias por tu buena onda.

    BESOTES AMIGO Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  4. Soy consciente de los estragos de la polio, tal vez sea cosa de la edad, y de que uno tiene ojos en la cara que no sólo sirve para mirar sino también para ver. Lo malo de esta sociedad es que ya ni mira o sea que ver aún menos es ciega, aparta la vista de todo aquello que puede hacer derrumbarse su estupidez.

    ResponderEliminar