Páginas vistas en total

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Continuación aclaratoria

Vamos a ver si puntualizamos algunos aspectos: me voy a citar: "con la entrada que hiciste sobre el otro puente que te jorobaron, el de todos los Santos, me descentré un tanto, no por lo que tu dijeras, por cierto, con bastante humor –negro- dadas las circunstancias, sino por comentarios que leí de algunos compañeros". En ningún momento cuestioné tu opinión sino las actitudes más virulentas de quienes comentaron en aquella entrada. De hecho me pareció que la expresaste con ese respeto lleno de ironía humor y cierta retranca que hay que saber entender. Vamos que no fue tu opinión sino los modos menos elegantes con que se respaldó la misma. En ciertos aspectos, como lo de la horterada y la ceniza en el ojo incluso estoy de acuerdo contigo. Naturalemente que capto y leo tus escritos teniendo muy presente tu "galleguidad" (sólo un galleguiño puede tener una abuela fantasma que se va de farra)
Sobre los enfermos una pregunta ¿a donde has visto que vaya un grupo de gente de esta tierra que no acabe tomando unas cañitas? Hay hasta un refrán "Quien va a un entierro y no bebe vino, el suyo tiene en camino". Garcia Lorca en Doña Rosita le hace decir a la criada hablando de cuando enterró a sus hijos que sentía alegria "Alegría no, golpetazos por no ser yo la muerta" o algo muy parecido, cito de memoria, que viene  a ser lo que tu parece ser que querías decir. Por otro lado tanto forma parte de la realidad lo uno como lo otro y no es excluyente, sobre todo por que, en los casos que yo he vivido se suele pasar bastante rato charlando sobre como se ha visto al doliente o como va evolucionando la enfermedad. Lo malo, lo peor es que se trate de evitar esa realidad y de hecho ya se trata de ir dejando atrás a esos enfermos y, lo que es peor, a los ancianos de quienes están llenos los hospitales.
Con respecto al tema generacional: es evidente lo que dices de pe a pa. Mi generación no ha sabido hacerlo mejor -ahora me pondrán verde mis coetáneos-. Ni hubo movimientos solidarios cuando nos correspondía, la transición nos bastó como posicionamiento político y, siendo tan modernos, han tenido que venir las generaciones siguientes para que se fuera corrigiendo la discriminación a discapacitados, se iniciara la lucha contra el maltrato y tantas otras cosas. Y no me vale que lo pasamos muy mal: mi generación no es la de la posguerra, no se pasó hambre -generalizo, casos habría-, y en general es la de la España del Seiscientos. La sobreprotección de nuestros hijos es lo que está causando esa deshumanización -que tampoco es tal pues por reacción se meten en ONG que más o menos funcionan, luchan por desenterrar a sus bisabuelos, y demás- y ese aislamiento individual del joven que se ha contagiado a los menos jóvenes para parecerlo quizás, que es de lo que estamos hablando en realidad.
Lamento que en algún momento sonara a bronca, nada más lejos, aparte de que me temo que estoy algo sensible al tema, mea culpa, y tampoco te considero lider ni representante de nada ni nadie, pero sí un futuro formador de opinión. In illo tempore, en la primera promoción de Ciencias de la Información a punto estuve de serlo, pero las malas compañías me alejaron de ello. Por eso me preocupaba el planteamiento que hacías en lugar de algo más crítico, no supe ver la ironía. Y por cierto, creo que las generaciones anteriores también salian bien despachadas en mi entrada. La vena gallego-valleinclanesca-iconoclasta que tanto te admiro se quedó aquí corta si me permites la crítica literaria. En cualquier caso nunca fue con ánimo de abroncarte, ni de decir "estos jóvenes" aunque creo que sí lo dije (perdón) sino, esta gente. Era más bien con la intención de resaltar como ciertas actitudes van dejando al hombre cada vez más solo. Tu frase fue el detonante de algo más serio y profundo.
Dos cosas más: pon para poder copiarlo el Nacimiento de Afrodito que encabezó un día tu blog
Tu madre es la mejor profesora de periodismo, esa frase encierra casi todo. Entre ella y tu abuela fantasma tienes media carrera hecha y un libro por escribir.
Un abrazo.

2 comentarios:

  1. Joaquinito, cari, qué sepas, que igual una vez más puede parece que algo me sentó mal y no era así, eh... Creo que dejé bien claro que tu post estaba genial, sin duda millones de veces mejor que la inoportuna frase de mi comentario.

    Pero de todas maneras, cari, serán miles de veces las que te decpcionaré seguramente, pq yo solo soy un pequeño aprendiz de la vida, y además diletante, que va dando tumbos aprendiendo día a día a base de golpes muchas veces. Y yo creo que en mi post -contestación-recopilacion admitía y aceptaba tu bronca (por llamarle algo) con la misma alegría de siempre. Nunca me lo he tomado a mal. Solo trataba de explicarme mejor y de que rechazaba, de alguna manera, la responsabilidad que tú ponias encima de mi hombro. Pues por mi propia estupidez tú reflexionabas sobre lo despegado e insensible que puede ser hoy en día -o peor- el día de mañana los jóvenes de hoy.

    En cualquier caso, si me parecía oportuno, que aquella frase, así separada de todo mi blog -y mi estupicez, evidentemente- no era lo que parecía. Yo quería expresar brevemente y contundentemente precisamente lo que tu luego has remarcado: que el mundo está bastante insensibilizado. Y eso era fruto más bien de una observación directa de la sociedad y no tanto una opinión personal que representara mi manera de ser.

    En realidad, quería dejar bien claro con mi aclaración, que no sé si te ha servido, que no es/era el miedo a ningún contagio ni nada parecido ni soy yo el que siente el rechazo de los hospitales, aunque como dice tanta gente: "es que a mí no me gustan los hospitales", claro, no te jode, todo el mundo prefiere ir de discoteca... logicamente.

    De todas formas, cari, y ya por polemizar y para reflexionar. ¿No te parece curioso ese sentido social que hay sobre ciertas enfermedades que se consideran tabúes, y la resistencia de la gente a hablar del cáncer y del sida y todo eso...? Esa actitud -que por contraste a veces se dice de alguie que lo reconoce que es muy "valiente" ¿no es la que la sociedad está transmitiendo a los jóvenes? ¿Crees que es el mejor ejemplo para nosotros? Cari, no debería ser yo, como joven, el que dijera hoy ¡Mayores, me preocupa lo que me estais dejando en herencia!......

    En fin, creo que hemos llegado a un acuerdo, aún sin haber tenido un desacuerdo, no se si me explico una vez más, jajaajaj


    BEzos.

    ResponderEliminar
  2. Firmo y rubrico cada palabra de cuanto dices sobre las enfermedades y las actitudes ante ellas, y también que el joven debería ser mucho más protestón ante lo que le estamos dejando.
    Ni estupidez ni cosa parecida.
    Confieso que para mi es tema muy sensible y que además tengo demasiado reciente, así que posiblemente cobró demasiada importancia para mí.
    Ni me decepcionas, ni lo harás sólo me gustaría que cuando escribas trabajando lo hagas con la misma mala leche valleinclanesca-galaica. ¡Por Dios que alguien o alguienes de dignidad a esa profesión!
    Entendí que no te había sentado mal de ofenderte pero sí que te había dejado incomodo el "no saber si te habías explicado".
    Un abrazo

    ResponderEliminar