Vistas de página en total

miércoles, 5 de mayo de 2021

ABRIL-MAYO

Historias personales me han impedido hacer mi entrada de Abril asi que la unifico con Mayo. Precisamente en mayo se abrió este blog hace once años. Ha pasado mucha agua bajo el puente como decía Sam a Ilsa . 
lo inicié sometido al yugo del tacón de la Aguirre la Cólera de Dios y lo voy a acabar sometido al tacón de Ayuso la Pasamodelos. Es decir que en once años hemos pasado de pécora a pécora y tiro por que me toca. Ayer Madrid volvió a cubrirse con el manto de al vergüenza y la indignidad entregandose a ellas sin el menor pudor en cuerpo y alma. Y yo estoy cansado. 
Cansado de ser derrotado y no me refiero solo aunque en parte también por la política, sino por todo, por la salud, por la soledad, por la depresión que empeora, por la amistad , por las ideas de un mundo mejor que soñabamos en los 70, nunca esperé un milagro pero tampoco esta involución, por acabar convertido en objeto de burla del poder.
Siendo niño y jovencito siempre perdía en todos los juegos, siempre así que dejé de jugar cansado de perder. Así, salvo la batalla campal por estar vivo que vengo manteniendo desde que era un bebé (que no es pequeña victoria), he perdido todas las batallas y todas las guerras. Incluso esta del blog. Asi que, renuncio, me rindo, pienso darle la razón a todo el mundo para que se calle y me deje en paz, si quieren que los burros sean verdes, jueraé que lo son, y si quieren que afirme que Sálvame es televisión a la altura de la BBC, lo sostendré con toda convicción. Al igual que al perder en los juegos de la infancia y juventud dejé de jugar ahora me rindo, ya no tengo opinión, ya no defenderé ninguna causa ante nada ni ante nadie. Sesenta y dos años derrota tras derrota son un buen argumento, creo, para replegar estandartes y rendirme.
Ante esta nueva  situación este blog deja de tener sentido, aparte de que también he perdido el pellizco con que lo inicié y que me dio en los primeros meses los 37 seguidores que tengo, en eso también he sido derrotado pues los golpes naturales que da la vida más la depresión, dos infartos, pérdidas familiares y demás me han quitado mucho mentalmente hablando, al menos en agilidad para mantener una cierta periodicidad y un minimo de brillantez.
La vergüenza de ayer no ha sido más que la gota que colma mi vaso. 
Pensé que cerraria el blog con un "Esto es todo amigos" pero no es una despedida que se preste a humor así que lo voy a dejar con un "caminemos, tal vez en el camino nos encontremos"  

 

jueves, 1 de abril de 2021

JUEVES SANTO


 Quienes, cada vez menos según las estadísticas, me siguen saben que no soy dado, al menos no a menudo, a entradas líricas (para mí siempre han sido malos tiempos para la lírica que decía no sé quien) y mucho menos para dejar salir mis emociones en el blog. Sin embargo, hoy es Jueves Santo. Un día muy especial para mí y ya imagino que a la mayoría no les importa ni que lo sea ni los diversos porqués pero hay veces que uno necesita vomitar nostalgias, para muchas personas es una buena opción pegarse una buena pechá de llanto que las relaja y repone; algunos tenemos negado o casi el "don de las lágrimas" que creo recordar decía Santa Teresa, y los recuerdos se acumulan en el pecho, en la garganta en esas ganas de llorar hasta que necesitan salir. No es fácil dejarlos salir hablando solo y hoy estoy solo, es más, voy a estar solo todo el día. En Madrid hace un día triste, sin frío, sin viento, sin calor, sin sol. Amenaza lluvia pero dicen los que entienden que eso será mañana. No es día de paseo, en suma y eso no hace más que traer más y más recuerdos. Perdonadme pues que los deje salir aquí, por una vez y sin que sirva de precedente. 

He de señalar que para mí nunca hubo buenos tiempos y por buenos tiempos quiero decir tiempos en los que estuviera cómodo. Los tiempos eran regulares o malos. Luego fueron empeorando. En los tiempos regulares el Jueves santo quedábamos el hermano de mi madre y su mujer, a quienes quería mucho pero con quienes por temperamento nunca llegué a conocer a fondo para pasear por Madrid. Eran los tiempos en que Madrid se vaciaba en este puente y solíamos partir de la entonces catedral de San Isidro para patear las calles castizas silenciosas, si se podía entrabamos a ver La Macarena y el Gran Poder, para una silla de ruedas no es fácil acceder a la mayoría de las iglesias con eseas puertas escalón y solo cuando, mi tío y mi padre estaban bien, mi padre sufría mucho de lumbago y mi tío era el único que sabia ayudar podíamos entrar. Una vez entramos en Jesús el Pobre, antes de que Telemadrid convirtiera esa humilde procesión en lo que es hoy, las vecinas bajaban a ayudar a poner flores al pequeño paso con el delantal puesto pues habían dejado el potaje en el fuego. Otra vez entramos en Medinaceli, he de reconocer que cada vez que entrábamos en una iglesia era un triunfo personal mío pues ninguno era especialmente creyente y tampoco demasiado interesado en el arte. Medinaceli es una de esas iglesias de las que tuve que salir corriendo, Hay algunos templos que me producen un revuelto de malas energías y tengo que salir para no volver. 

Por la tarde me tenía que poner pesado para lograr que mi madre se animase a hacer torrijas y ayudándola aprendí a hacerlas, Era un día tonto, sin nada como para tirar cohetes pero era uno de mis días favoritos, Madrid todo para los cuatro peatones -recuerdo una Calle de los Mancebos en absoluto silencio y saliendo de un balcón la Saeta de Serrat, Recuerdo lo felices que eran los dos hermanos cuando estaban juntos, a mi tía con su tic de guiñar los ojos, curiosa por las cuatro o cinco cosas que sabía yo de arte por entonces. El olor de las torrijas en la sartén, como mezclaba el azúcar y la canela, como empapaba el pan. Nada especial. Nada que me hiciera feliz. Sólo un día apacible y un paseo agradable, Siempre esperando que los tiempos mejoraran. No lo hicieron.

Un Viernes de Dolores mi tío se puso malo, nada según los médicos de urgencias, pero que cuando pasara Semana Santa sacara número para un cardiólogo. Aquel  Jueves Santo mis padres fueron a verle, yo no podía pues era un tercer piso sin ascensor y rara vez emprendía yo la escalada a gatas de tales alturas. Me quedé en casa y descubrí en una adaptación rara de la Flauta Mágica las arias de la Reina de la Noche, mientras mi tío caía fulminado sobre mi madre con un infarto cerebral. Sí, fue en Jueves Santo. Aquella tarde mi vida se partió en dos y los Jueves Santos siguientes yo intentaba -como los perrillos abandonados que procuran repetir rutinas- revivir con los que quedábamos aquellas mañanas pero ya hasta las torrijas sabían a lágrimas. Luego vino la masacre, Mi familia se convirtió en un tiro al  blanco de feria y,  uno al año cayeron siete parientes, el mayor de 58 años. Finalmente mi padre y yo repetíamos la rutina del Jueves Santo más o menos serenos. Incluso le enseñé a hacer torrijas que no sabían a lágrimas sino a supervivencia. Sin ella a él nada le importaba salvo yo, y si meternos en la cocina me anestesiaba un poco tanta nostalgia acumulada, nos metíamos. Finalmente también él se fue. y yo seguí como el perrillo abandonado. Incluso el año pasado me salté el confinamiento para dar mi triste paseo de la Colegiata y el centro de la ciudad, pero ya no tuve energía para las torrijas. Y este año ni para salir a comprar el pan y tomarme un café las he tenido. 

Hay silencio en torno mío, hasta la casa de al lado cuya madre suele gritar como una energúmena calla. Sólo el olor a potaje que entra desde el patio y las ganas de llorar.


martes, 30 de marzo de 2021

LA PÉRFIDA ALBIÓN


 Yo soy muy estacional, por estas fechas me entran ganas de oír saetas y comer torricas, En mayo de matar gabachos (el resto del año soy francofilo caiga quien caiga) aunque como vivo en Madrid se me han adelantado las ganas. Ya nos invadieron una vez y salieron trasquilados pero, claro, entonces era más fácil echarlos por que no llenaban los bares.

Hoy leo la posibilidad de que España eche a no sé cuantos miles de ingleses por el brexit. Y me carcajeo. Los ingleses se comportan como si el resto del mundo fuera su colonia que, tarde o temprano, volverá al redil del la imperial corona pero siempre se han ensañado especialmente con nosotros. A pesar de lo cual nunca se les ha puesto en su sitio quizás por lo mismo que a los franceses ahora en Madrid, por que sus borracheras llenan demasiadas cajas. Así que al leer la noticia de esa supuesta posibilidad, seguida de la de que Gibraltar no permite controles de funcionarios españoles en no recuerdo que aspecto afirmo y a la vez pregunto

NO HAY COJONES 

Y con esto dejo clara mi opinión.

Otro día hablamos de los alemanes.

jueves, 11 de marzo de 2021

NUNCA OLVIDAR


Hace un año publiqué esta misma imagen como vengo haciendo hace años con la cabecera "El día en que murió Madrid". No sabía la que nos iba a caer encima. 

Como siempre temí después de la Colera de Dios ha venido otra que menos mala la ha hecho y, hoy, precisamente hoy, un día que debería dedicarse al recuerdo de los caídos en el atentado y a la situación de la pandemia esta otra innombrable ha alborotado el gallinero para su mayor gloria. Ella es la vedette pero a las vedettes tradicionalmente se les cortan los tacones para que se caigan en la Bajada de Escaleras. Haber si hay suerte y se nos caen de una vez esta panda de cucarachas, amebas, escolopendras, parásitos, gusanos y demás fauna infame que venimos sufriendo en esta ciudad. 

Con mis mejores deseos: así os estrelléis todos, politicastros de.... 

lunes, 8 de marzo de 2021

MARZO EN FEMENINO


Bueno pues llegamos a marzo, a la primavera que la sangre altera, tiempo de alergias y enamoramientos, etc. Sobre todo en marzo parece dominar sobre el habitual inicio de Semana Santa o sobre San José, día del Padre, comercialmente hablando, el Dia de la Mujer. Inicialmente era el día de la Mujer Trabajadora y ha acabado siendo de la Mujer en general. Ello da pie a una cantidad ingente de gilipolleces varias por parte de tirios y troyanos. Desde las vergonzosas frases machistas a los no menos estúpidos slogans feministas. Personalmente me declaro radicalmente feminista con un matiz: la igualdad entre sexos no supone la superioridad del femenino. 

Actualmente estoy en espera de una operación, pues desde que sé que va a ser una mujer quien me va a operar estoy mucho más tranquilo y si uno, yo, pone su cuerpo y su salud con más confianza en manos femeninas que masculinas creo que no se puede pedir más feminismo práctico. No de frases hechas. 

Ahora vienen las críticas al feminismo en general. Actualmente sólo debería centrarse en un problema básico: la brecha salarial y, en general, los problemas laborales. Nada más. La razón es obvia si una mujer no puede afrontar la vida cotidiana económicamente al mismo nivel que un hombre todos los demás derechos no sirven de nada. Sin embargo, pierden credibilidad y energías con cosas como los "micromachismos", los términos gramaticales y majaderías semejantes que, a nivel práctico, no suponen nada. Que a una mujer se le dedique una galantería -no una grosería- es considerado por parte del colectivo feminista como un micromachismo. La pregunta es ¿que narices le importaría a esa mujer que la dijeran una galantería si a fin de mes ese treintaytantos por ciento de brecha salarial desapareciera? Que esa es otra, ¿donde narices está la diferencia entre el piropo, la galantería, la caballerosidad y la agresión verbal, el micromachismo y la objetualización de la mujer? Resulta que hacen lo que nosotros no tenemos el valor de hacer, dedicar tiempo a su apariencia, maquillajes, vestimenta y demás, en suma: para estar guapas. O sea para que las vean guapas pero no se les puede decir ni de las formas más delicadas que imaginara D. Gustavo Adolfo. Una sola vez dediqué una delicada galantería a la chica de mis sueños y su respuesta fue una grosería de caminero de tal calibre que me dejó mudo (y para que yo me calle hace falta mucho) Nunca mais. Jamás he vuelto a decir a decir un elogio no profesional a nadie. Así resucitara Marilyn que de mí no iba a oír ni un "buenos ojos tienes", que se decía antes o, "por ahí te pudras" que parece ser que en los cincuenta más castizos equivalía a que estuviera alguien más o menos interesado en una chica. Al menos en mi familia, claro que mi familia es bastante menos ejemplar que los Adams, pongo por caso.  

Cierto es que hay temas dolorosos como la labor de las mujeres eclipsada o directamente robada por sus maridos, el caso que se me viene a la cabeza es Gregorio Sierra, cuyas obras escribía su mujer, de cuyo nombre no me acuerdo así me maten; y que esta reflejada en el callejero, en los monumentos y en mil detalles más. Pero todas esas "correcciones históricas" de nada sirven si una mujer cobra igual por igual trabajo que un hombre, es más, la maternidad no debería influir en este asunto. Me explico antes de que me capen. Una mujer embarazada no debería resultar nunca perjudicada laboralmente por ello. Una mujer lactando tampoco y en el caso de familias monoparentales cualquier cosa relativa al cuidado de los niños no debería influir en el trato laboral. Habría abusos, claro, pero que empiecen por eliminar los abusos de los ejecutivos y altos cargos varones y cuando acaben vamos con estos menores que vienen a ser el chocolate del loro. 

Habréis observado que no he mencionado la violencia de género. Simplemente por que no creo en ella. La violencia es violencia y si se ejerce sobre alguien más débil (mujer, niño, anciano, discapacitado) ya ni siquiera es violencia es bestialismo y brutalidad puro y duro. En cuanto al maltrato psicológico ahí si que estamos en completa igualdad pues el maltrato psicológico al que nos someten a los varones hombres y mujeres es enorme desde la más tierna infancia. Es quizás en lo único en que nos educan igual aunque por caminos diferentes. No es ese el tema de hoy. El tema de hoy es que los árboles (el feminismo 2021) no nos deja ver el bosque (la Pandemia 2021) y cual bestias con orejeras ambos bandos embisten sin medir las consecuencias. 

Por cierto, que hoy es San Juan de Dios, uno de los Santos más respetables del santoral católico. Santo Patrón de los enfermos del corazón, creo recordar, y de los enfermos en general, y si no lo es de todos los enfermos, debería serlo. Pues que él nos proteja de tanta tontería mórbida como hay hoy día pululando. 

jueves, 11 de febrero de 2021

LEONOR O LA HIJA DEL FUNCIONARIO


 S.A.R Doña Leonor de Borbón Ortiz Grecia Rocasolano 

Observo no sin pasmo que el hecho de que la Princesa de Asturias vaya a estudiar a Gales se ha tomado como un desfalco a la hacienda pública. Hablemos en serio. Republicanos o monárquicos el actual sistema paga una cantidad al Rey Felipe VI que bastante tiene con la que le ha caído y la que le ha liado su augusta familia. Republicanos o monárquicos la función de este cargo es servir al Estado -estemos o no de acuerdo, yo no estoy de acuerdo con que existan consejerías de ciertos aspectos en las autonomías y sin embargo sigo reconociendo que un pelagatos que reescribe la historia al dictado de su Consejero de "cultura" es un funcionario- y un funcionario es un ciudadano más que cobra del estado. Lo que quiere decir que con lo que cobra puede hace lo que le salga de las narices, (¿o eso sólo vale para empresarios, concejales y gentes de malvivir?) Traduciendo que viene siendo gerundio de toda la vida: si de la asignación (sueldo) a la casa real se paga la estancia de S. A. R. La Princesa de Asturias. Es como si del sueldo de un registrador de la propiedad se paga la educación de sus futuros registradores de la propiedad que puedan llegar a Presidentes dentro de la tradición familiar. Es como si el sargento paga a sus hijos unos cursos de inglés en algún lugar donde se hable esa jerga. Otra cosa sería que se asignara una partida especial para dicha formación. Ahí ya habría que decir algo. 
Lo que nadie parece plantearse, dejando claro que Felipe VI de Borbón y Grecia tiene todo el derecho a educar con su sueldo a sus hijas como mejor le plazca, es por que todo aquel que tiene tres duros más o menos bien ganados, generalmente menos, escapa de la Educación en España. Es algo tan asumido que ni siquiera se menciona en todo este torbellino mediático. Eso dice mucho primero del concepto de la Educación Española y segundo del poco interés que hay en mejorarla. 

miércoles, 3 de febrero de 2021

FEBRERO


 Acuario es el signo dominante del mes. Pero eso hoy nos importa poco. Febrerillo el loco con sus días veintiocho, si llega a tener más cuatro no quedaba can ni gato. Febrero y las mujeres en un día mil pareceres y así hay un montón de refranes que le dan bastante mala fama al mes. Otros tienen otro signo:

"Si la Candelaria plora, el invierno fora"

"Si la Candelaria llora que deje de llorar que la mitad del invierno aun esta por pasar"

SI, el dos de febrero es la mitad del invierno y antes de ser universalmente conocido por "El día de la marmota" era la Candelaria y se celebra desde tiempos ancestrales. 

Por cierto que "Por san Blas la cigüeña verás, y si no la vieres, año de nieves" (no, más no, porfa) Hoy es San Blas y resulta dificil ver algo, cigüeñas o no, en un cielo gris, opaco, triste que parece a punto de abrirse para dejar caer un nuevo diluvio pero que no se decide. 

Volvamos a la realidad. No sé si la tradición está en lo cierto y febrerillo está loco. Lo que sí sé es que nos van a volver locos a todos en este momento tan crítico. El lío de las vacunas ya es para empezar con la dosis máxima de cocaína e ir subiendo. Desde las putas farmaceúticas (¿alguien se pregunta ahora quien creo el bicho, o ya se ha contestado sola la pregunta? ) robando a mano armada armadas de los recursos del sistema capitalista de contrato, cobro pero no cumplo, como los viejos chistes de los fontaneros tipo Pepe Gotera y Otilio. A los malditos por siempre todos y toda la ralea que les vendrá sustituyendo, alcaldes vacunandose por sus santos ... o los obispos discretamente camuflados en visitas a residencias vacunándose si recordar la santa Ira de Jesús y los mercaderes del templo, o la célebre Quo Vadis, Domine? dejando claro que el pastor ha de morir por sus ovejas, como Pedro volvió a Roma. 

La guerra de guerrillas planteada por las autonomias no menos malditas, al menos en algunas competencias que no deberían competirles como la sanidad, contra el gobierno central (como dijo Felipe González hablando de la forma de pensar de cierta parte de la sociedad: abajo el que suba) 

El sueldo de Messi y ahí lo dejo.

La suspensión de la vacunación de sanitarios en Madrid. 

La falta de firmeza ante los incumplimientos de las normas por la pandemia, esto es un choteo, hace unos días pillaron una fiesta organizada por... policias. 

La habilidad de dar la vuelta para que parezca que la culpa de los contagios es de los ciudadanos y no de la incompetencia y falta de narices de las autoridades. De eso sé un poquito pues yo caí víctima de la última epidemia de polio y como detrás de nosotros no había más en lugar de tratarnos nos hicieron responsables de nuestro tratamiento culpándonos de todo. Ahora están haciendo lo mismo a nivel nacional. Una fiesta con cincuenta personas detienen y multan a 17 y luego, hala a seguir contagiando, de esos contagios no será tan responsable un sistema que no encierra en barracones (de esos que se les da tan bien improvisar como si fueran hospitales) a esa gentuza y no dejarles sueltos. No, se les culpa y nos lavamos las manos. Así la publica opinión dice "es que somos unos irresponsables" ¿Nosotros? Pues anda que no han tenido el gatillo fácil y la porra hábil cuando han querido. ¿Somos nosotros responables de que las autoridades no tengan los bemoles necesarios para poner las cosas en su sitio? ¿lo somos acaso de que no se contrate personal sanitario? ¿lo somos de que en los nuevos "hospitales" se privaticen los servicios de limpieza? ¿Lo somos de que se represalie a los sanitarios que protestan por sus condiciones de trabajo? Pues sí, señores, están logrando que la población se sienta culpable de todo esto, por irresponsables. Que a gusto debe sentirse toda esa gentuza indecente que usa el río revuelto para sus intereses, que permanecen inmunes vacunandose como locos mientras la plebe, la canalla se culpabiliza. Pronto haremos como en el XIII marchas de flagelantes por las calles pidiendo clemencia por nuestras culpas pandemicas mientras se negocian pelotazos, trapicheos sanitarios y represalias laborales. 

Y ahora, pa cag... hablan de "Salvar La Semana Santa", lo que quiere decir salvar la economía que la esas fechas remueven. A costa de lo que sea que serán unos cuantos miles de muertos más ninguno  de los que toman las decisiones. 

No sé repito si febrerillo estará loco pero a nosotros sin duda nos están haciendo luz de gas.